Espacio vitalidad

¿CÓMO QUITAR EL ESTRÉS? 4 CLAVES PARA REDUCIR LA TENSIÓN MENTAL

El estrés momentáneo es algo normal en tu día a día. Pero bien sabes que también puede afectar negativamente a tu vitalidad agotándote rápidamente toda la energía física y emocional. Aparte de los clásicos como hacer ejercicio, meditar o practicar alguna otra disciplina de control mental y relajación, y dejar la cafeína, ¿qué más puedes hacer para quitar el estrés y librarte de ese estado permanente de tensión al que te arrastra el ritmo de la sociedad actual? 

ZES - CTA Text - Infografía activación y motivación

1. ¿QUÉ PASA EN TU MENTE EN UN ESTADO DE ESTRÉS?: LA ANSIEDAD ANTICIPATORIA

La ansiedad anticipatoria genera un estrés que tiene su origen en tus pensamientos. Te pones a pensar en lo peor que puede pasar si no cumples con esto o aquello y, a efectos prácticos, no estás resolviendo los problemas ni realizando las tareas. Y aún peor, estás generando tensión y negatividad totalmente inútiles.

Entrena tu mente en tener pensamientos positivos y, sobre todo, prácticos sobre la tarea que te preocupa:

  • ¿Lo vas a hacer? Sí o no: decide.
  • ¿Cuándo lo vas a hacer? Crea una cita.
  • ¿Cómo lo harás y qué necesitas? Lista de material y pasos.
  • ¿Posibles obstáculos? Lista de alternativas.

2. ¿CÓMO QUITAR EL ESTRÉS DEL DÍA A DÍA?: TU MOMENTO DE RELAX

Los pequeños distractores placenteros y cotidianos, como saborear un buen plato durante la comida o escuchar tu música de camino al trabajo, son grandes herramientas para desconectar unos minutos. También puedes encontrar ese momento en la ducha, sentarte un rato y dejar la mente en blanco, soñar despierto o sencillamente dar un pequeño paseo hasta casa después de tu jornada. 

Aunque solo sean unos minutos, tu cerebro obtiene la pausa que necesita de todo el ajetreo mental de cada día.

3. ¿CUÁNTO HACE QUE NO JUEGAS Y TE RÍES?: VOLVER A SER NIÑOS UN RATO

La risa es una de tus principales aliadas contra el estrés. Tiene casi el mismo efecto que una sesión de ejercicio porque genera endorfinas, las hormonas de la felicidad, y porque relaja tensiones de forma agradable y divertida. Seguro que recuerdas algún ataque de risa que después te ha dejado el cuerpo totalmente relajado y una sonrisa permanente.

  • Ve a ver un espectáculo humorístico. 
  • Libérate por un rato del corsé social de adulto serio y aburrido. Juega, solo o con más gente. 
  • Ve a un karaoke. Deja las preocupaciones y la vergüenza de lado un momento y céntrate en pasarlo bien viviendo el momento presente.
  • La risa es tan beneficiosa para tu vitalidad y para apartar un rato de tu mente las preocupaciones, la ansiedad y el estrés, que incluso existe una actividad específica para ello: la risoterapia. Apúntate a un taller o móntate una sesión en tu propia casa con tu familia. 

4. ¿NO LLEGAS A TODO?: NO ERES SUPERMAN

Las cuatro costumbres básicas para quitar el estrés derivado de la sensación de que todo depende de ti:

  1. Delega. Implica a los demás, tanto en el ámbito laboral como en casa. No hay nada como repartir la carga en varios hombros. Los grupos de personas que funcionan como equipos lidian mejor con el estrés porque se apoyan mutuamente y combinan sus esfuerzos. Además, esto crea lazos fuertes entre las personas que se enfrentan juntas a un reto.
  2. Confía. Para delegar hay que confiar en los demás, en que se responsabilizarán conjuntamente de las obligaciones e intentarán hacerlas lo mejor posible. Ten fe en las otras personas y enséñales a confiar en su capacidad. Ejercita la paciencia y déjales aprender.
  3. Prioriza. Algunas cosas son más urgentes que otras, y el tiempo transcurre implacable. El día tiene 24 horas, y como mínimo 7 las debes dedicar a un buen sueño reparador. Bloquea periodos del día para ti, para pensar, reflexionar y organizarte.
  4. Relativiza. Algunas cosas son más importantes que otras. Piensa detenidamente en las consecuencias de no hacer una tarea o de retrasarla. ¿Realmente sería tan grave? Puede que tengas que ajustar tus intenciones y objetivos a la realidad de cada momento. 

Ahora ya sabes cómo quitar el estrés de tu día a día: reflexiona y aprende a distinguir lo superfluo de lo necesario. Busca un momento para ti. Ríe, disfruta y ¡practica la vitalidad en todas las facetas de tu vida!

ZES - CTA Post - eBook estrés
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.