Espacio vitalidad

LOS 5 PILARES DE UNA VIDA SALUDABLE

Repasamos los cinco aspectos básicos de un estilo de vida saludable que te permiten mantener tu equilibrio interior y tu bienestar para potenciar tu vitalidad al máximo nivel, mediante la promoción de la salud y un conjunto de hábitos saludables: practicar ejercicio, seguir una alimentación variada y nutritiva, respetar tu tiempo de descanso, cuidar tu bienestar psicológico aprendiendo a gestionar adecuadamente el estrés, mentalizarte para cuidar de ti mismo y evitar comportamientos de riesgo.

ZES - CTA Text - Infografía alimentación 3

¿CÓMO SE PROMOCIONA LA VIDA SALUDABLE?

La promoción de la salud es un proceso que te empodera para que puedas responsabilizarte de tu salud, adoptando comportamientos y hábitos para una vida saludable. La salud no es solo ausencia de enfermedad, sino que implica un alto nivel de bienestar a nivel físico, pero también mental e incluso social. 

Un estilo de vida saludable y vital implica cumplir con los principios y objetivos de la promoción de la salud: informarte y aprender formas de potenciar tu bienestar desde el compromiso con una vida activa.

UNA VIDA SALUDABLE APOYADA SOBRE CINCO PILARES:

1. SIGUE UNA DIETA EQUILIBRADA Y NUTRITIVA PARA UNA VIDA SALUDABLE

Últimamente se habla en todas partes de la dieta equilibrada, pero ¿qué significa exactamente? Una alimentación saludable se basa en menús que te aporten las cantidades adecuadas y necesarias de los nutrientes que necesitas para el correcto funcionamiento de todos los sistemas de tu cuerpo. 

Las pautas básicas para seguir una alimentación equilibrada son:

  • Que los alimentos sean variados. Combina todos los grupos alimentarios en tus menús: cereales, frutas, verduras, hortalizas, lácteos, aceites, carne y pescado. 
  • Come un poco de todo y mucho de nada. No abuses de ningún tipo de alimento.
  • Evita los alimentos industriales, ultraprocesados o con alto contenido en componentes añadidos de forma artificial.
  • No olvides beber una cantidad suficiente de líquidos para hidratarte, preferentemente agua.

2. PRACTICA EJERCICIO DE FORMA REGULAR

El ejercicio potencia tu vitalidad. Tu cuerpo está más activo físicamente y tienes más ganas de afrontar nuevas experiencias. No es necesario dedicarle mucho tiempo, ni invertir mucho dinero, con estas ideas para incorporar alguna actividad física a tu rutina del día a día:

  • Ve caminando o en bicicleta al trabajo.
  • Sube y baja siempre por las escaleras.
  • Participa en alguna actividad que te guste, como bailar o hacer senderismo.
  • Si pasas mucho tiempo sentado durante el día, levántate con frecuencia y da un pequeño paseo.
  • Haz estiramientos todos los días.

3. RESPETA TU TIEMPO DE DESCANSO

La falta de sueño es un elemento de desgaste que perjudica al buen funcionamiento físico y mental del cuerpo, y además le priva de su necesario periodo de recuperación y regeneración durante el sueño. Se recomienda dormir cada noche entre 7 y 8 horas. Descansar lo suficiente es importante para una buena salud y, según algunos estudios:

  • Contribuye a controlar tu peso.
  • Aumenta la calidad de vida.
  • Mejora tu memoria.
  • Potencia tu creatividad.
  • Mantiene un buen estado de ánimo.
  • Protege la salud de tu corazón.

4. CUIDA TU BIENESTAR INTERIOR

El bienestar mental y psicológico es otra de las bases de una vida saludable. Estar en equilibrio con tu entorno te aportará felicidad, y estar bien contigo mismo repercutirá en tu salud física y psicológica:

  • Valórate de forma positiva: una buena autoestima es muy saludable.
  • Céntrate en los recuerdos positivos y evita castigarte una y otra vez reviviendo los negativos.
  • Aprende a gestionar adecuadamente tus emociones.
  • Cuida de ti mismo y no te prives de tus necesidades básicas: alimentación, descanso, contacto social y actividad.
  • Potencia tu autonomía e independencia emocional.

5. EVITA COMPORTAMIENTOS TÓXICOS O DE RIESGO

  • Un estilo de vida sedentario es enemigo de tu salud y tu vitalidad. De hecho, al no practicar ninguna actividad física tu riesgo de sufrir enfermedades del corazón aumenta considerablemente. También es perjudicial para el metabolismo porque impide que el cuerpo se mantenga en un rango de peso óptimo para su buen funcionamiento.
  • No te automediques, ni tampoco ignores tus problemas de salud. Confía en tu médico y respeta siempre tus revisiones periódicas.
  • Evita las drogas, el tabaco, el exceso de alcohol y otros estimulantes artificiales que crean adicción.

Tan importante es promover los comportamientos y hábitos saludables como prevenir y concienciarte sobre las conductas y costumbres autodestructivas que te impiden llevar una vida saludable y vital.

ZES - CTA Post - Ebook iniciación deporte

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.