Espacio vitalidad

SUEÑO REPARADOR, EL ARTE DE DESCANSAR Y DORMIR BIEN

¿Eres consciente de que la cantidad de horas que duermes afecta a tu calidad de vida? Los malos hábitos del sueño pueden disminuir la vitalidad. Si no descansas correctamente, los centros de defensa de tu cerebro se ponen en marcha y buscan alternativas para que te sientas mejor.

Cada persona tiene unas necesidades de sueño y descanso concretas, pero lo habitual es que un adulto requiera de entre 7 y 9 horas. Descubre en este artículo cómo lograr un sueño reparador, te descubrimos algunos trucos entre ellos: volver a disfrutar de la siesta.

ZES - CTA Text - eBook hábitos saludables

TRUCOS PARA DORMIR MEJOR

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente y el enemigo número uno del sueño reparador. Si te cuesta dormir, antes de pensar en recurrir a cualquier fármaco, te recomendamos que eches mano de algunas prácticas naturales que pueden ayudarte. Estos son algunos ejemplos:

  1. Date una ducha con aceite esencial de lavanda. Lo ideal sería poder llenar un recipiente de agua tibia en la que añadir el aceite esencial. Después con una esponja o toalla pequeña ve mojando todo tu cuerpo. 
  2. Si no tienes el hábito de ducharte por la noche, porque prefieres hacerlo por la mañana, prueba con un baño de pies y piernas. Calienta agua y ponla en un barreño con un vasito de vinagre. Mete los pies en el y con una esponja moja tus piernas desde la rodilla hasta los pies.
  3. Toma una infusión de hierbas relajantes: tila, melisa, flor de lavanda, flor de espino blanco…
  4. Prueba la reina del relax: la valeriana. Las propiedades sedantes de esta planta están testadas científicamente y es capaz de combatir el insomnio y los dolores. Si tomas una infusión de esta planta antes de dormir, estarás más cerca de lograr un sueño reparador.
  5. Hay algunos alimentos que tienen efectos sedantes y calmantes como la avena, las almendras, los dátiles o un vasito de leche tibia. 
  6. Repite un mantra cuando te metas en la cama. Puedes utilizar los típicos de la meditación. El más utilizado es Om, pero hay otras muchas vocalizaciones que puedes utilizar. Por ejemplo, Om Mani Padme Hum

Ante todo, cuando vayas a dormir no improvises. Si quieres saber cómo establecer tu propio ritual que con el tiempo te ayude a conciliar el sueño de una forma más rápida te animamos a ver el ebook: Fortalece hábitos saludables y vitales.

VUELVE LA SIESTA: UNOS MINUTOS PARA ENCONTRAR SOLUCIONES

La siesta es una de esas sanas costumbres que poco a poco hemos ido abandonando. Sin embargo, descansar 30 minutos a media tarde puede ayudarte a afrontar el resto de la jornada con mucha más energía.

Si quieres convencerte de las bondades de la siesta, te compartimos algunos datos curiosos sobre ellas:

  • Aunque te parezca increíble, el origen de la siesta no está en España, sino en la antigua Roma. De hecho, etimológicamente, la palabra siesta significa «hora sexta», el periodo comprendido entre el mediodía y las tres de la tarde. 
  • En el siglo XI los monasterios benedictinos incluían la siesta de los monjes en sus reglas monásticas. 
  • Dormir después de comer ayuda a reducir las tensiones físicas de la mañana y relajan todo el organismo, especialmente el corazón. De hecho, la siesta es una gran aliada contra las enfermedades cardiacas como los infartos.
  • Una siesta de media hora nos permite refrescarnos intelectualmente. De este modo, podemos enfrentarnos a las tareas de la tarde con las pilas cargadas. Especialmente, si el esfuerzo que debes hacer tiene que ver con el aprendizaje y la memoria.
  • Una siesta te pone de buen humor y te ayuda a refrescar la empatía. Con esta habilidad social somos capaces de ponernos en el lugar de los demás y reconocer sus emociones, lo que mejora mucho las relaciones.
  • Olvídate de la cama o el sofá, el mejor lugar para la siesta es una hamaca, que permite el balanceo. Este movimiento favorece la transición entre la vigilia y el sueño.
  • A pesar del tópico, España no es el país que más practica este hábito. Casi el 60% de los españoles manifiesta que nunca duerme la siesta. Los alemanes y los ingleses duermen más la siesta que nosotros.

Como ves, el sueño reparador es necesario para mantener tu vitalidad y tu salud. No tomes a la ligera un acto tan importante como el de dormir. Recuerda que para descansar y recargar de energía el organismo debes dormir por la noche, al menos, 7 horas.

ZES - CTA Post - eBook hábitos saludables
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.