Espacio vitalidad

CÓMO SENTIRSE BIEN: 6 CONSEJOS PARA TU BIENESTAR EMOCIONAL

Sentirse bien a nivel psicológico implica estar a gusto contigo mismo y con tu forma de estar en el mundo. El bienestar emocional tiene gran impacto en tu vitalidad y te ayuda a adoptar actitudes positivas y vitales en el día a día. El estar satisfecho con tu vida contribuye también a tu bienestar general: duermes mejor, tienes costumbres más saludables y mayor motivación.

Repasamos en este artículo los factores internos que te ayudan a sentirte bien y los que deberías evitar porque supondrán un freno a tu vitalidad.

ZES - CTA Text - ebook activacion, motivacion y resiliencia

SENTIRSE BIEN: ¿EN QUÉ CONSISTE?

El bienestar psicológico no se limita a la ausencia de enfermedad mental. Aunque no tengas depresión, ansiedad u otros trastornos, sentirse bien a nivel emocional es igualmente importante. Abarca diversas áreas psicológicas que tienen que ver con:

  • La medida en que eres capaz de aceptarte a ti mismo.
  • Tus sueños, metas y objetivos.
  • Tu evolución como persona a lo largo de los años.
  • Tu nivel de independencia emocional.
  • El grado en que controlas lo que ocurre en tu vida.

El bienestar emocional es esa sensación interna de satisfacción y felicidad que hace que en ti predomine un ánimo positivo y te llena por dentro. Tu salud emocional se ve reflejada en la cantidad de hábitos psicológicamente saludables que adoptas y que te hacen sentir bien.

TEN AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA PERSONAL

No hay nada mejor para sentirse bien que ser capaz de tomar tus propias decisiones, según tus valores y tu criterio. El creer firmemente que siempre tienes elección, por pequeña que sea, te proporciona la beneficiosa sensación de tener cierto grado de control sobre cualquier situación. 

Uno de los mayores obstáculos de tu bienestar emocional es la sensación de dependencia, indefensión y resignación forzosa. Ten presente que, aunque te veas inmerso en alguna situación peliaguda, siempre puedes elegir con qué actitud vas a afrontarla. No dejes que el “qué dirán” te arrastre a decisiones que no son propiamente tuyas o que no definen quién eres realmente.

DOMINA DEL ENTORNO

Relacionada con lo anterior, la habilidad de “apañárselas” bien ante un entorno adverso es otro de los factores de tu bienestar psicológico. 

  • La inteligencia emocional es una gran herramienta para aumentar tu sensación de dominio de tu entorno. 
  • Podrás afrontar situaciones delicadas con confianza porque sentirás que tienes la capacidad de influir en lo que ocurre.

AUTOACÉPTATE

Tiene que ver con el grado en que estás conforme contigo mismo, con cómo eres, y el grado en que actúas, de acuerdo a esta autoimagen. Las personas están llenas de contradicciones y muchas veces esta sensación de incongruencia impide sentirse bien.

Para que esta disonancia no afecte a tu bienestar psicológico es necesario que te aceptes. Esto no significa que no puedas mejorarte, como te explicamos en el siguiente apartado, sencillamente, quiere decir que hay que aceptar lo que no se puede cambiar, como, por ejemplo, el pasado.

DESARROLLA EL CRECIMIENTO PERSONAL

La presencia de factores psicológicos positivos en tu interior, como la autoestima positiva, la confianza en ti mismo, la gestión positiva de las emociones frente al estrés y la resiliencia, te permiten experimentar nuevas facetas de ti mismo

  • Abandona el miedo a salir de tu zona de confort
  • Aprende nuevas habilidades personales para potenciar tu capacidad de divertirte, sonreír, recuperarte ante los tropiezos y ser flexible ante los constantes cambios de la vida para sentirte bien.

TEN UN PROPÓSITO VITAL

Tus sueños, deseos y objetivos vitales son parte fundamental de tu grado de bienestar psicológico. Si no actúas para que tus sueños se cumplan o te marcas metas demasiado irreales, verás que tu motivación disminuirá muy rápidamente.

  • Pon tus ideas en orden y visualiza claramente qué quieres en la vida. 
  • Reflexiona sobre cómo vas a conseguirlo, marcándote pasos concretos y medibles. 
  • Y lo más importante: ponte en marcha y sigue tu plan completando poco a poco los pasos que te llevarán allí. 

Si prestas debida atención a todas estas facetas de tu salud emocional, sentirse bien será tan fácil como respirar. Podrás participar de la vida de forma plena, construir relaciones duraderas y sinceras, y tener experiencias vitales realmente significativas que enriquecerán tu persona. Serás más fuerte en tu interior para llevar una vida llena de vitalidad, afrontando positivamente los conflictos y retos que te plantea la vida.

ZES - CTA Post - Infografía activación y motivación
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.