Espacio vitalidad

APRENDE CÓMO SUPERAR UN TRAUMA PARA RECUPERAR TU EQUILIBRIO EMOCIONAL

Las malas experiencias pueden generar traumas si no se gestionan adecuadamente. Un trauma no es otra cosa que una herida a nivel psicológico o emocional que altera tu equilibrio natural y suele dejar una cicatriz emocional. Hablamos de sus posibles causas y de la necesidad de llegar a la raíz para poder reprocesarlo de forma positiva. Te proponemos algunas técnicas que pueden serte útiles para aprender cómo superar un trauma e iniciar este proceso, que llenará de vitalidad tu mundo interior.

ZES - CTA Text - Ebook vida zen

¿HAS EXPERIMENTADO ALGÚN SUCESO TRAUMÁTICO?

El trauma se deriva de haber sufrido una experiencia en la que has sentido un miedo de gran magnitud o dolor, o bien cuando te has sentido incapaz de manejar una situación de peligro en la que surgen sentimientos profundos de indefensión.

Estos sentimientos son característicos de experiencias que impliquen:

  • Maltrato o abuso físico/emocional.
  • Abandono.
  • Pérdida brusca.
  • Ataque, atraco o asalto a tu persona.
  • Desastres naturales, guerras o accidentes catastróficos.

¿CÓMO AFECTA UN TRAUMA PASADO A TU VITALIDAD?

El cuerpo es sabio e intenta adaptarse rápidamente a la adversidad porque lo que prima es su instinto de supervivencia y de autoconservación. Las experiencias fuertemente negativas generan emociones intensamente desagradables o aterradoras. 

La reacción habitual, automática e inconsciente del cuerpo es bloquearlas, anestesiar esas partes de tu cerebro responsables de las emociones. Pero la consecuencia negativa es que también desconecta en cierta manera la capacidad de sentirte plenamente vivo y disfrutar verdaderamente de las experiencias emotivas. 

Como es evidente, esto se traduce en una sensación de que la vida es plana y de que las relaciones no merecen la pena. Tu vitalidad queda sepultada bajo el miedo a sentir, porque los recuerdos de esas emociones son tan negativos que el cerebro prefiere bloquearlos para preservar su integridad antes que abrir la puerta a nuevas oportunidades de disfrutar, ya que también pueden ser causa de nuevos sufrimientos.

¿CÓMO IDENTIFICAR LAS SECUELAS DE UN TRAUMA?

Los síntomas físicos que caracterizan a los supervivientes y víctimas de alguna situación traumática suelen ser los siguientes:

  • No puedes dormir bien.
  • Tienes pesadillas recurrentes, relacionadas o no con el suceso.
  • El suceso se reproduce en tu mente una y otra vez, sin que tengas control sobre ello.
  • Tienes pensamientos intrusivos relacionados.
  • Estás irritable, triste, preocupado y/o nervioso todo el tiempo.
  • Sientes ansiedad constantemente. Estás en alerta permanente.
  • Puedes experimentar ataques de pánico o miedo intenso ante situaciones cotidianas y completamente fuera de peligro.
  • Las situaciones con factores en común con la situación traumática desencadenan una reacción emocional y de huida que no puedes controlar.

¿CÓMO SUPERAR UN TRAUMA?

Tras el shock inicial, el recuerdo puede quedar bloqueado como mecanismo de defensa para proteger tu mente y tu integridad. Debes tener presente que superar un trauma muchas veces implica evocar el suceso y volver a “vivirlo” desde el recuerdo, así que no se trata de un proceso fácil ni agradable. 

Pero es necesario que te reconcilies con el pasado, aceptes que no se puede cambiar ni volver atrás, e intentes poner en juego tu resiliencia para extraer un aprendizaje y una fortaleza interior de esa experiencia negativa.

  • Tómate tu tiempo. No hay prisa, el proceso debes hacerlo a tu ritmo.
  • Busca ayuda profesional si lo crees necesario.
  • Confía en tu círculo social más íntimo, apóyate en las personas que te quieren, deja que te acompañen en este proceso de recuperación emocional.
  • Identifica los sentimientos y emociones, y también las sensaciones corporales de las que se acompañan.
  • Expresa el trauma en palabras, cuenta la historia, si lo necesitas. 
  • Si no quieres contarlo a nadie, puede serte útil practicar la escritura libre en torno al tema traumático, dejando que salgan las palabras sin detenerte mucho en la corrección del discurso ni en si tiene verdadero sentido.
  • Busca un nuevo sentido a tu vida, algo que te motive, te impulse y te dé fuerzas para afrontar este reto vital.

Para superar un trauma es necesario reconocer el miedo a sentir, tener el valor de afrontarlo, dejar que las emociones afloren sin bloquearlas y lograr que tu mente las deje marchar como si una corriente las arrastrase. Adopta una filosofía de vida positiva que te aporte bienestar y vitalidad, sin quedar anclado en el pasado.

ZES - CTA Post - eBook estrés

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.