Espacio vitalidad

Meditación Vipassana: observa las cosas con ecuanimidad

La meditación Vipassana se basa en la transformación personal a través de la autobservación. Potencia la concentración y la atención sobre ti mismo, centrándose en la respiración para posteriormente profundizar en las sensaciones de tu cuerpo y mente. Tal y como su nombre indica persigue “ver las cosas como realmente son”.

Es una de las técnicas de meditación más antiguas y tiene su origen en la India. Se venía practicando desde hacía milenios y fue descubierta por Buda hace más de 2.500 años. Desde entonces se ha transmitido entre generaciones de monjes budistas y se ha ido popularizando hasta extenderse por todo el mundo.

Observar sin emitir ningún juicio sobre lo que ocurre a tu alrededor es una de las claves de la meditación Vipassana.  Si te inicias en este tipo de meditación tus pensamientos fluirán y los percibirás de una forma más positiva.

¿Quieres poner en práctica este tipo de meditación? Sigue leyendo y te explicamos en qué consiste, cuáles son sus claves y cómo pueden ayudarte a sentirte más vital.

¿En qué consiste la meditación Vipassana?

Es una técnica de meditación que se concentra en la profunda interconexión entre tu mente y tu cuerpo para enseñarte el arte de vivir. Tiene como objetivo erradicar tus pensamientos negativos y la completa liberación de energía positiva.

La meditación Vipassana es un camino rápido y seguro para llegar a tu interior. Por eso, es recomendable que dediques un momento cada día para poder practicarla.

¿Cómo puedes practicarla?

Para empezar, lo más importante es que intentes encontrar un estado de calma a través de la respiración. ¡Consejo! No es estrictamente necesario que cierres los ojos, pero puedes hacerlo si te ayuda en el proceso de concentración.

Inhala y exhala profundamente. No se trata de forzar la respiración sino de centrarte en observar cómo se produce y cómo la sientes en tu cuerpo. Cuando lo consigas empezarás a alcanzar un estado de calma.

Poco a poco notarás sensaciones, percepciones, pensamientos y emociones que te rodean. Simplemente observa cómo surgen y pasan. ¡No las juzgues!

La concentración debes enfocarla a cada zona de tu cuerpo. Sé testigo de lo que pasa en tu propia mente y cuerpo sin interferir en ello. Lograr el equilibrio cuerpo-mente es la clave para alcanzar una vida plena y mantener una actitud 100 % vital.

Consejos para conseguir una mayor concentración

1. Utiliza una vestimenta que te resulte cómoda

La comodidad es imprescindible, así que para meditar utiliza ropa ancha. Quítate los zapatos durante la meditación y evita llevar cinturón y chaquetas.

2. Busca un espacio silencioso

Para que la meditación sea efectiva es importante que encuentres un sitio donde puedas evadirte y no haya ruidos ni distracciones.

3. ¿Cómo debes sentarte?

Tienes dos posibles formas para sentarte. La primera se denomina medio loto, que consiste en poner las piernas cruzadas con el pie derecho en tu muslo izquierdo y el pie izquierdo en tu muslo derecho. La segunda es al estilo indio, cruzando las piernas de manera tradicional.

¿Cómo te ayuda y qué beneficios te aporta?

A nivel mental, quienes la practican potencian su capacidad de observación y un mayor nivel de paz mental y relajación. También te ayuda a mejorar tu estado de ánimo y a controlar el estrés y la ansiedad, ya que observas las situaciones a tu alrededor con más calma.

La meditación Vipassana también contribuye a la disminución de la presión arterial al rebajar tus estados de ansiedad y te ayuda a tener un mejor control de las vías respiratorias. ¡Meditar resulta muy beneficioso para tu salud!

¿Te ha parecido interesante este tipo de meditación? La meditación Vipassana es una de las muchas técnicas de meditación que puedes practicar. Si quieres saber más sobre técnicas de meditación o conocer algunos ejercicios para respirar mejor y mejorar tu vitalidad, ¡regístrate en Espacio Vitalidad!

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.