Espacio vitalidad

IDEAS PARA PREPARAR ENSALADAS SALUDABLES VARIADAS Y DELICIOSAS

¿Comes cualquier cosa porque no tienes tiempo de planificar ni de cocinar? La ensalada es un plato muy versátil y saludable que puedes utilizar como comodín en épocas de mucho trabajo y poco tiempo. Te resumimos los beneficios de las lechugas y otros tipos de verduras de hoja verde e ideas de alimentos que añadir para que tus ensaladas sean súper sabrosas, energéticas o ligeras, y sobre todo, saludables. ¡Olvídate para siempre de que la lechuga es aburrida!

ZES - CTA Text - Infografía alimentación 4

CÓMO ELEGIR LA HOJA VERDE

Las lechugas y otros tipos de verduras de hoja verde pueden usarse como base de la ensalada, pero con todas las variedades y tipos que hay, ¿cómo saber cuál elegir? Según tus gustos y necesidades nutricionales, puedes guiarte por esta pequeña lista:

  • Las más nutritivas: romana, espinaca, canónigo, rúcula. Contienen minerales y vitaminas en mayor proporción que otras variedades de lechuga. Si no conoces los nombres, guíate por el aspecto. Cuanto más profundo sea el color verde, más nutritiva es la hoja.
  • Las amargas: endivia, escarola, lollo rosso, achicoria. Si quieres un toque diferente y más sabroso en tus ensaladas, las variedades amargas de la lechuga te encantarán. Te recomendamos que las combines con ingredientes dulces o que aporten un punto de frescor para no cansarte del plato.
  • Las fáciles de encontrar y limpiar: iceberg, cogollo, trocadero, batavia, hoja de roble. Estas variedades suelen tener hojas grandes y fáciles de separar, o bien en cogollo, y suelen venderse con un primer lavado. La única pega es que no tienen mucho sabor y su valor nutricional es muy bajo porque están compuestas por un gran porcentaje de agua.

APORTA A LA ENSALADA ALGUNA PROTEÍNA

Esto es especialmente importante en los casos en que vayas a comer una gran ensalada como plato único o si vas a practicar alguna actividad física. Las proteínas clásicas que se suelen asociar a las ensaladas son el atún, el huevo duro o el queso, pero también van bien el fiambre de pavo y los brotes de soja, entre otros.

Además, recuerda que las ensaladas no tienen por qué basarse exclusivamente en las hojas verdes. La popularidad de las ensaladas que incluyen ciertos tipos de legumbres o cereales está en alza porque, además de ser un plato saludable, te permite no morir de hambre cuando solamente tienes tiempo de comer un plato frío: garbanzos, lentejas, arroz, quinoa… Casi todo puede ligar bien en una ensalada si lo combinas correctamente.

DALE TEXTURA

Una de las claves para disfrutar de verdad con las ensaladas es la variedad de texturas que introduzcas, de forma que el plato sea menos aburrido y más sorprendente. Añade alimentos que aporten textura crujiente a la ensalada, como unos picatostes integrales, frutos secos (nueces, almendras, pistachos) o alguna semilla (maíz, pipas). No solamente estarás haciendo mucho más sabrosa tu ensalada sino también más saludable. Con un pequeño puñado de estos ricos ingredientes aportas la cantidad mínima pero necesaria de grasa vegetal e insaturada a este plato único.

ALÉGRATE LA VISTA

Un plato vistoso y atractivo te resultará mucho más apetecible y fácil de comer que dos  hojas de lechuga y tres rodajas de tomate con aceite y sal. Busca ingredientes coloridos y saludables que te apetezca combinar con tu ensalada.

Cuando sugerimos incluir fruta, tenemos que sugerir incluir kiwi Zespri Sungold por su sabor dulce con un toque ácido y por el toque de color que aporta a la ensalada

  • No descartes ninguno solo porque no parezca encajar. Por ejemplo, algunas frutas, como el mango o el kiwi, especialmente, el kiwi Zespri SunGold por su sabor dulce con un punto ácido y por el toque de color, aportan esa frescura y leve acidez a tu ensalada que te sorprenderá y encantará. 
  • Los vegetales rojizos y anaranjados son una muy buena opción para dar color y textura a tus ensaladas, y además son muy beneficiosos porque aportan betacaroteno en una proporción mayor que otras frutas. Esta sustancia antioxidante hará que tus ensaladas sean más saludables: zanahoria, tomate, frambuesas, rábanos enanos, manzanas rojas con piel, uvas, cebolletas…

¿Y EL ALIÑO?

Utiliza preferiblemente aceite de oliva virgen extra y descarta las salsas cremosas muy pesadas y grasientas como la mayonesa o la salsa rosa. Es más saludable preparar una buena vinagreta con lima, limón, semillas de mostaza vieja, miel o pimienta, y utiliza mejor el vinagre clásico que el de Módena, porque no tiene tanta concentración de azúcares.

Vuelve a cogerle el gusto a las ensaladas con estas ideas para preparar platos saludables y siente cómo aumenta tu vitalidad. Saborea, experimenta, disfruta, sé creativo y aprovecha este alimento tan versátil para seguir una dieta equilibrada, variada y nutritiva.

ZES - CTA Post - eBook alimentación

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.