Espacio vitalidad

LA ALIMENTACIÓN VEGANA ES UNA OPCIÓN VITAL Y SALUDABLE SI SABES CÓMO PRACTICARLA

Si quieres adoptar una alimentación vegana, es importante hacer una transición progresiva y tener en cuenta los nutrientes necesarios para el cuerpo y cómo sustituir los que se obtienen de productos de origen animal. Te damos algunas ideas para hacer que esta transición sea saludable para tu organismo sin perder ni una pizca de tu vitalidad.

ZES - CTA Text - Infografía alimentación 1

¿QUÉ ES EL VEGANISMO?

La alimentación vegana es solo una parte del estilo de vida vegano. Los fundamentos del veganismo se basan en el rechazo de cualquier producto o trabajo proporcionado por los animales; por lo tanto, abarca desde la dieta hasta cualquier producto de consumo o servicio que implique aprovecharse de los animales. También se basa en razones ecológicas, ya que defiende que la explotación industrial animal conlleva una serie de acciones humanas que, en general, son perjudiciales para el medio ambiente.

CÓMO INCORPORAR A TU DIETA LA ALIMENTACIÓN VEGANA

La principal idea de la alimentación vegana es no consumir productos de origen animal. La alimentación vegana se basa, por tanto, en:

  • Frutas y verduras
  • Setas, hongos y algas
  • Cereales clásicos, integrales, supercereales (avena, quinoa, mijo)
  • Frutos secos y semillas
  • Legumbres, soja y derivados (tofu, tempeh)

Si has decidido cambiar a una dieta vegana, es importante que el proceso sea de forma progresiva. Te proponemos que elimines en primer lugar las carnes rojas, seguido del resto de carnes blancas y aves, posteriormente los pescados y finalmente los derivados (huevos, lácteos). Los cambios radicales suelen traer problemas de salud y te sentará mucho mejor si das tiempo a tu cuerpo a que vaya asumiendo tus nuevos hábitos.

LOS NUTRIENTES ESENCIALES

Existen ciertos nutrientes que escasean en las dietas veganas, ya que provienen sobre todo de productos de origen animal:

  • Vitamina B12: es la principal carencia en las dietas veganas. Esta vitamina es vital para el correcto funcionamiento de tu cerebro, y su déficit conlleva trastornos neurológicos. Es muy importante que tomes un suplemento artificial
  • Calcio: tradicionalmente asociado a los lácteos, también se encuentra en altas cantidades en ciertos vegetales y frutos: espinacas, almendras, brócoli, castañas… El déficit de calcio hará que tus huesos estén más débiles. Para asimilar bien el calcio, tu cuerpo necesita también la vitamina D.
  • Vitamina D: se obtiene principalmente de los derivados lácteos y la exposición al sol. Existen suplementos alimenticios de esta vitamina, pero prioriza siempre la vitamina D2, que es de origen vegetal. Las setas shitake, por otro lado, también la contienen en buena proporción. 
  • Ácidos grasos Omega-3: regulan el colesterol y son importantes para el corazón. La principal fuente son los pescados azules, pero puedes conseguirlos comiendo soja, espinacas, nueces, semilla de lino recién molida o chía.
  • Hierro: es esencial para los glóbulos rojos de la sangre, su carencia produce anemia. Deberías tomar bastantes zumos u otras bebidas con alta concentración de vitamina C, ya que ayuda a absorber el hierro, que puedes obtener comiendo espinacas, legumbres, avena, quinoa y pistachos.
  • Zinc: la principal fuente de este mineral es el pescado, pero puedes obtenerlo también de alubias negras, semillas de calabaza, avena y germen de trigo. El zinc es importante para que tu sistema inmunitario esté en plena forma.

SUPERALIMENTOS VEGANOS

A algunos productos se les ha empezado a conocer como superalimentos por su gran aporte nutricional proviniendo de una misma fuente. Aunque una de las principales recomendaciones para las dietas veganas es la variedad, con ellos puedes cubrir muchas necesidades nutricionales con un solo ingrediente.

  • Trigo sarraceno: contiene alto contenido de proteínas, no contiene gluten.
  • Quinoa: aporta proteínas, hierro, calcio y fibra. Sin gluten. Regula el colesterol.
  • Chía: aporta ácidos grasos Omega-3, calcio, hierro y algunos tipos de vitamina B. Contiene todos los aminoácidos esenciales para la formación de proteínas.
  • Col rizada: aporta vitaminas A, C, K, calcio y hierro. Regula el colesterol.

Para terminar, recuerda que una alimentación vegana es tan saludable como cualquier otro modelo alimentario. Solo necesitas que esté correctamente estructurada y que se cubran todas las necesidades nutricionales necesarias para el correcto funcionamiento de tu cuerpo. 

Ahora puedes mantener tu vitalidad respetando tus valores éticos y ecológicos para con los animales.

La alimentación vegana es solo una parte del estilo de vida vegano. Los fundamentos del veganismo se basan en el rechazo de cualquier producto o trabajo proporcionado por los animales; por lo tanto, abarca desde la dieta hasta cualquier producto de consumo o servicio que implique aprovecharse de los animales. También se basa en razones ecológicas, ya que defiende que la explotación industrial animal conlleva una serie de acciones humanas que, en general, son perjudiciales para el medio ambiente.

ZES - CTA Post - eBook alimentación
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.