Espacio vitalidad

AUTOCONOCIMIENTO: EJERCICIOS Y ACTIVIDADES QUE TE IMPULSARÁN SU CAMINO

En otro artículo de nuestro blog Espacio Vitalidad, “Conocerse a uno mismo: la base del crecimiento personal”, te hablamos del autoconocimiento y de sus potenciales beneficios para tu bienestar emocional y tu nivel de vitalidad. Ahora volvemos con este tema para animarte a conocerte mejor realizando alguno de estos ejercicios de autoconocimiento, tanto a nivel personal como emocional, para que puedas ahondar en tu interior, en tus deseos y fortalezas, que te impulsarán a lograr tus metas vitales.

ZES - CTA Text - Ebook vida zen

¿Qué son los ejercicios de autoconocimiento y para qué sirven?

Son ejercicios perfectos para conocerse uno mismo y realizar un trabajo interno para conocer nuestro estado anímico.

Estos ejercicios son estupendos para diversas funciones, como puede ser:

  • Encontrar nuestra conexión interna.
  • Contar con mayor autoestima.
  • Mejorar la capacidad de pensamiento positivo.
  • Equilibrio emocional y gestión de nuestras emociones.

Que son los ejercicios de autoconocimiento

¿Qué ejercicios de autoconocimiento existen?

Reflexiona en tus pensamientos y sensaciones

Una de las actividades de autoconocimiento más necesarias que tenemos que realizar, es la de analizar y reflexionar acerca de los pensamientos y las sensaciones que tenemos desde nuestra propia percepción de las cosas para darnos cuenta de qué está pasando a nuestro alrededor y encontrar soluciones.

Esto nos servirá para acercarnos a la resolución de problemas asociados a nuestros pensamientos y vivencias. Este ejercicio tiene una función muy clara, y es ayudarnos a buscar en nuestro interior sobre qué queremos en nuestra vida.

Lo mejor de todo, es que perderte en tus pensamientos es algo que puedes realizar allá donde vayas e incluso realizando otras tareas.

Establecer horarios

Las rutinas establecidas pueden ser perfectas también para repartir mejor nuestro tiempo y realmente ocupar nuestra mente y tiempo en aquello que más queremos, sin perder minutos.

Y es que la rutina puede ser una manera de “sanear” nuestra manera de vivir, porque la organización mental, es sin duda una de las tareas pendientes de muchos de nosotros y de las más eficaces para conocernos internamente. Un ejercicio de autoconocimiento esencial.

Practica ejercicios de autoconocimiento

Gana tiempo en hobbies y rutinas agradables

En relación con el punto anterior: DESCONECTA. Desconecta del trabajo o de problemas de tu día a día gracias a dedicarle tiempo a hobbies o rutinas que te gusten. El entretenimiento puede ser uno de los mejores ejercicios de autoconocimiento para liberar la mente, eliminar el estrés y vivir desconectado por unos minutos.

Desconecta o sal de la rutina de una manera muy sencilla a la vez que sana para tu mente y cuerpo.

Respiración conscientemente y meditación

La respiración consciente es una variante que trata de mezclar una de capacidad innata en nuestro organismo con la conexión mental y concentración de nuestro cerebro para ejecutar esta respiración. Para realizarla, tan solo necesitas 5-10 minutos diarios en su práctica.

Podríamos titularlo como meditación, aunque para ello, tienes otras formas de meditación más especializadas. Sin embargo, es muy similar a meditación, aunque aquí se trata de prestar más atención a nuestro cuerpo y disfrutar del silencio. Como si de un “re-set” se tratara.

Consejos para la práctica de los ejercicios de autoconocimiento

1. Identifica tus emociones

¿Eres capaz de reconocer tus sentimientos en el momento en que los experimentas? ¿Regulas tu respuesta emocional o simplemente reaccionas?

Ser consciente de las emociones que sientes puede proporcionarte una información impagable sobre ti mismo. También te permite actuar sobre situaciones que te producen emociones desagradables sin ser arrastrado por ellas.

Consejos para identificar las emociones:

  • Nombra la emoción. Por ejemplo, ¿es realmente miedo o sencillamente nerviosismo?
  • Acéptala. Las emociones no mienten. Pregúntate de dónde surge sin cuestionarla o negarla. Asume que, como todos, tú también tienes vulnerabilidades.
  • Escribe un diario emocional: Busca 10 minutos para ti, siéntate y sincérate. ¿Cómo te has sentido hoy? ¿Por qué crees que te has sentido así? Si has tenido emociones negativas, ¿qué puedes hacer en el futuro para intentar afrontarlas mejor?

2. ¿Cómo piensas?

¿Cuál es tu manera de procesar la información que recibes? ¿Cuál es tu punto de vista respecto al mundo que te rodea? Ante un cambio, ¿ves un problema o una oportunidad? ¿Se te ocurren maneras diferentes de afrontarlo? ¿Prefieres no verte involucrado? ¿Te centras en analizar posibles soluciones? ¿Piensas en cómo afecta a las personas implicadas?

consejos sobre ejercicios de autoconocimiento

Muchos de tus pensamientos son automáticos y, además, entran y salen de tu mente sin que llegues a ser consciente de ellos. Un ejercicio de autoconocimiento muy potente es precisamente descubrir qué pensamientos automáticos generas ante ciertas situaciones. Así es como puedes detectarlos: suelen ser repetitivos, cortos, de tono dramático y generalmente negativos, por lo que desencadenan una emoción negativa a su vez:

  • Arrepentimiento: “tendría que haber…”
  • Autoestima negativa: “soy lo peor”
  • Desesperanza: “siempre igual”
  • Falta de autoconfianza: “no puedo con esto”
  • Autoinculpación: “debería ser menos/más…”
  • Pesimismo: “acabará mal como siempre”
  • etc. 

¿Tú sabes cuáles son los tuyos? Toma conciencia de la emoción y busca si hay detrás un pensamiento de este tipo.

3. Toma conciencia de tu pensamiento:

  • Escríbelo en letras grandes.
  • Identifica el sentimiento que ha generado, como en los ejemplos anteriores.
  • Analiza hasta qué grado es cierto: relativiza. Evita el pensamiento blanco-negro.
  • Busca pruebas en la realidad para rebatirlo. Anótalas al lado.
  • Mantente alerta en situaciones parecidas para evitar que sea un intruso en tu mente.

4. Autoanaliza tus conductas

¿Cómo tratas a tus amigos? ¿Y a los desconocidos? ¿Qué haces para demostrar amor? ¿Cómo afrontas una crítica? ¿Cómo demuestras que te sientes agradecido? ¿Qué haces cuando una situación te supera? ¿Cómo encajas una derrota? ¿Cuál es tu primera acción ante los cambios?

Consejos para autoanalizar tu conducta:

  • Elige un momento importante o una experiencia de tu vida. 
  • Relata qué ocurrió como si se lo explicases a otra persona. Puede resultar más fácil si lo escribes.
  • Piensa cómo actuaste tú, lo que hiciste y por qué. Define tu conducta con (mínimo 3) adjetivos. 
  • Reflexiona sobre qué te impulsó a actuar de una manera u otra (tu motivación). 
  • Concéntrate en los sentimientos que te despierta actualmente tu actuación pasada. ¿Crees que tu comportamiento fue adecuado? 
  • En caso negativo, piensa y describe un comportamiento alternativo
  • ¿Qué crees que podría haber ocurrido si hubieses actuado de esta forma alternativa? ¿Te habría acercado más a tu objetivo?

5. El ejercicio de autoconocimiento por excelencia: Escala de valores

Seguro que has vivido algún dilema vital que no sabías cómo solucionar. Te desvelamos el secreto: el dilema no existe si tienes claros tus valores.

Consejos para encontrar tu escala de valores:

  • Revisa tu escala de valores. ¿Son propios o heredados?
  • ¿Qué es importante para ti? Puntúalo y ordénalo por prioridad.
  • ¿En qué lugar estás tú, en tu escala de valores?

Uno de los hitos del autoconocimiento es tener claros tus valores vitales: lo que de verdad te identifica y qué tipo de persona quieres ser. 

Todas estas preguntas y ejercicios pueden ayudarte a conocer mejor tu forma de ser, pensar y actuar, tu personalidad, tu capacidad de gestión emocional y tus valores. ¡Que tu autoconocimiento y vitalidad te empujen tan lejos como quieras llegar!

ZES - CTA Post - Infografía checklist objetivos

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.