Espacio vitalidad

MEDITACIÓN POR LA MAÑANA: EMPIEZA EL DÍA CON VITALIDAD

La meditación por la mañana es una actividad que tiene más y más seguidores cada dia. No es de extrañar, ya que con solo diez minutos de tu tiempo, puedes notar cambios increíblemente positivos en tu bienestar, tu equilibrio emocional y relajación muscular. En este artículo te contamos los beneficios de meditar por la mañana para empezar el día con toda tu vitalidad.

MEDITACIÓN POR LA MAÑANA, EMPEZANDO BIEN EL DÍA

¿Has probado a meditar alguna vez? Todos hemos sentido que podríamos hacerlo en cualquier momento, y ese momento… se va posponiendo. ¿Verdad? Y es que meditar no es tan sencillo, ya que requiere que estemos dispuestos a dejarlo todo, centrarnos en nosotros y pensar en cómo nos sentimos. ¿Has visto lo difícil que es decir cómo nos sentimos en un momento dado? Poner palabras es complicado, pero podemos comenzar por escuchar a nuestro cuerpo, en silencio.

Diez minutos de reloj son suficientes, aunque podemos ir extendiendo la duración de nuestras meditaciones paulatinamente si lo deseamos. Al principio, notamos lo difícil que resulta estar cinco minutos en silencio, intentando apartar cada pensamiento que va apareciendo en nuestra mente (a veces solo un par de minutos parecen infinitos si se trata de estar en silencio, con nosotros mismos).

Sin embargo una vez que pasas estos momentos iniciales, tu mente se va relajando y empiezas a sentir tus músculos, tu cuerpo, tu respiración… Tu cuerpo y tu yo interior empiezan a comunicarse y empiezas a comprender lo que necesitas hacer para poder tener un día mejor.

¿POR QUÉ MEDITAR POR LA MAÑANA?

PODRÁS AFRONTAR TU DÍA CON VITALIDAD Y POSITIVIDAD, EN ESTADO DE CALMA

Realizar la meditación por la mañana es muy útil, porque nos prepara para poder afrontar un día de una determinada manera, sintiendo lo que necesitamos hacer para respetarnos y no forzar demasiado mente o cuerpo.

PREPARARÁS TU CUERPO PARA EL DESGASTE FÍSICO DEL DÍA

Además te prepara para tener una postura adecuada, habiendo estirado la espalda durante la meditación, corrigiendo la posición de cuello, espalda y relajando otros músculos que se preparan para afrontar el día poco a poco, sin tener que ponerse en marcha inmediatamente después de levantarse de la cama. ¿Verdad que es un cambio demasiado brusco, si nos paramos a pensarlo?

FIJARÁS UNA RUTINA POSITIVA PARA CUERPO Y MENTE

Además, debemos recordar que es importante comprometerse con el establecimiento de una rutina y con la duración de cada una de las meditaciones que llevemos a cabo. De lo contrario, no podremos conseguir un balance interior, una conexión real con nuestro yo interior, que nos haga focalizar mejor las tareas que vamos a afrontar cada día, mejorando nuestra motivación y nuestra concentración.

Simplemente necesitamos una breve pausa de desconexión que nos libere de tensiones acumuladas y nos centre de nuevo en lo importante de cada día; algo que nos haga reconectar para no perder nuestro centro.

Actualmente puedes utilizar alguna de las múltiples apps que existen para usar desde tu smartphone o tablet para realizar una meditación guiada adecuadamente y con diversas duraciones. Éstas pueden ser un aliado interesante si te cuesta hacer meditación por la mañana.

¿Verdad que merece la pena empezar el día con buen pie realizando una meditación por las mañanas? ¡Vale la pena si tenemos en cuenta la vitalidad que notaremos a lo largo de todo el día con tan solo unos minutos al inicio de nuestra jornada diaria!

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.