Espacio vitalidad

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN TIBETANA? 3 CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES

¿Has pensado alguna vez en iniciarte en prácticas que mejoren tu vitalidad? Una buena alimentación y algo de actividad física son clave, pero existen ciertos ejercicios para la mente que te ayudarán a aumentar tu energía y tu bienestar. Un buen ejemplo de ello es la meditación tibetana. ¿Has oído hablar de ella? En este post te ofrecemos algunos consejos para que sepas cómo practicarla.

ZES - CTA Text - Infografía activación y motivación

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN TIBETANA?

La meditación en sí es una práctica de raíces budistas con la que los monjes y los iniciados aprenden a cultivar su mente. Literalmente, el budismo se refiere a la meditación con la palabra bhavana, que tiene por significado el “ejercicio y cultivo de la mente”

La meditación tibetana, en concreto, es la escuela más llena de simbolismos y más mágica de las que se conocen. Las raíces y la motivación de este tipo de meditación no son para nada superficiales, ya que pretende crear nuevos patrones en tu mente que permitan una comprensión más completa y profunda de la realidad.

Como aprendiz de meditación tibetana, debes estar en predisposición de estar presente aquí y ahora para que tu comprensión y sabiduría crezcan. Esta técnica puede servirte para aumentar tu nivel energía y ofrecerte calma para afrontar tu día a día, ¡aprovecha sus beneficios!

CONSEJOS PARA PRACTICAR LA MEDITACIÓN TIBETANA

Para desarrollar esta técnica de meditación tibetana, debes escoger tu lugar de relajación, entre otras cosas. 

1 ELIGE TU LUGAR Y TU MOMENTO PARA MEDITAR

El lugar y el momento en el que vas a meditar están muy relacionados. Escoge un momento del día en que el espacio que prefieras, aquel que te transmite la suficiente calma, esté en silencio. Las primeras horas del día, cuando los rayos del sol despuntan, son ideales, así como las últimas horas de la jornada. Además, cabe decir que practicar meditación tibetana tiene ventajas en cualquier momento del día:

  • Medita al principio del día para tomar las tareas y obligaciones con energía y ganas de acción.
  • Medita al final de tu día para poder relajarte y liberarte de las tensiones acumuladas.

2 ENCUENTRA UNA POSTURA CÓMODA

Es importante que antes de iniciar la concentración meditativa, hayamos encontrado nuestra postura. Puedes probar la postura de loto, en posición sentada con un cojín que te permita mayor comodidad para reposar al columna, tu espalda recta y firme pero relajada.

3 RESPIRA PARA EMPEZAR A MEDITAR

Se suele decir que en las prácticas de meditación, la respiración y su control es lo más importante, sobre todo para inducir un estado de relajación que recorra todo el cuerpo. Inhala, exhala y nota cómo el aire se introduce y se expulsa de tu cuerpo. Sé consciente.

LAS CLAVES DE LA MEDITACIÓN TIBETANA

CONCENTRACIÓN

El lugar, el momento, nuestra postura y respiración son elementos que nos tienen que conducir a la propia consciencia. Además de concentrarnos en la respiración, y como herramienta para ser capaces de dejar los pensamientos pasar de largo y no poner el foco en ellos, podemos usar mantras.

MANTRAS

Un mantra es un sonido que se repite, puede ser una palabra, una frase, una música… El más conocido y usado de los mantras es om o om mani padme hum, el mantra de la compasión muy usado entre los que se inician, significa “joya en el loto” (el loto es símbolo de sabiduría e inteligencia).

RESPIRACIONES

Las respiraciones, al inicio de tu sesión de meditación tibetana, serán largas y profundas. Después, dejarás que fluyan. Intenta no controlarla, solo observa cómo respiras. Si llegan pensamientos a tu mente, deja que se vayan: si los ignoras, se irán.

POSTURAS

La postura ideal para realizar la meditación tibetana es la postura vajra: sentado con las piernas cruzadas. Si por algún motivo no puedes realizar esta postura, intenta que la espalda esté recta y que no tengas ningún tipo de dificultad para respirar. Si puedes, posa las palmas de tus manos sobre tus rodillas, equilibra tus hombros, deja caer los ojos  e inclina ligeramente la cabeza hacia adelante.

Para llevar una vida sana no solo tenemos que cuidar de nuestro cuerpo sino también de nuestra mente y estado interior. La meditación tibetana puede llenarnos de energía y vitalidad ¿Te animas a probar?

ZES - CTA Post - ebook actitud, motivación y resiliencia
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.