Espacio vitalidad

Las claves para impulsar tu vitalidad haciendo ejercicio todos los días

Seguro que has escuchado muchas veces que hacer ejercicio es positivo para la salud, pero ¿es bueno hacerlo todos los días? Activarte y realizar ejercicio físico de forma habitual aumenta tu nivel de vitalidad, te mantiene en forma y te ayuda a mejorar tu estado de ánimo. Sin embargo, tendrás que ordenar bien tu calendario para que un exceso de esfuerzo no te pase factura.

Los expertos aconsejan realizar ejercicio de forma regular por los numerosos beneficios que aporta a tu organismo. Lo que debes tener en cuenta, eso sí, es que la recuperación muscular es igualmente importante. Por este motivo, después de cada entrenamiento, y más si son de fuerza o de una intensidad elevada, es recomendable que descanses entre uno y dos días.

El cuerpo necesita movimiento, pero también reposo, sobre todo si lo que pretendes conseguir es un rendimiento óptimo. Pero no te agobies si eres de los que necesitan hacer ejercicio a diario, existen soluciones que puedes poner en práctica. Combinando diferentes rutinas e intensidades de entrenamiento, las distintas partes de tu cuerpo podrán reposar entre sesiones.

No olvides que mantenerte activo y hacer deporte tiene numerosas ventajas, ya que, entre otros aspectos, mejorará tu condición física y también tendrá un impacto positivo en tu bienestar mental. ¿A qué estás esperando? Descárgate este ebook para iniciarte en la práctica de ejercicio y potenciar tu vitalidad:

Banner ebook Iníciate en la práctica de ejercicio para potenciar tu vitalidad

¿Cuánto ejercicio debes hacer? 

La duración y la intensidad de tus entrenamientos dependerán de muchos factores, como la edad, la capacidad física o los objetivos que te marques. En líneas generales, se recomienda dedicar unos 150 minutos a la actividad aeróbica de intensidad moderada, que se puede repartir en varias sesiones a lo largo de una semana. Este tipo de ejercicios son aquellos que obligan a los músculos a utilizar más oxígeno y entre ellos se incluyen caminar rápido, correr, nadar…

Para maximizar los beneficios de la práctica de ejercicio, se recomienda combinar las actividades aeróbicas con rutinas más específicas y de fuerza, que puedes realizar dos o tres veces por semana. ¿Has tenido suficiente con estas “pistas”? Efectivamente, un factor decisivo para ponerse manos a la obra es la organización. Un programa variado y ajustado a tus necesidades es la opción ideal, porque dejarás que unos grupos musculares descansen mientras activas otros.

¿Es bueno hacer ejercicio todos los días? Las claves para impulsar tu vitalidad

Empezar a practicar cualquier actividad física de forma habitual no es fácil, ya que requiere de mucha fuerza de voluntad y motivación. Si aún no sabes por dónde empezar, te proponemos una interesante rutina de iniciación que es tan sencilla como entretenida. Ya sabes que es bueno hacer ejercicio todos los días si aprendes cómo prepararte, ¡y solo falta que te atrevas a intentarlo!

Rutina de iniciación para hacer ejercicio todos los días

Día 1:

  • 10 minutos de calentamiento corporal. El cuerpo se activa gracias a los movimientos largos y continuados, que son los siguientes:
    • Rotación de cuello.
    • Rotación de hombros y brazos.
    • Rotación de muñecas.
    • Rotación de cadera.
    • Balanceo de piernas hacia adelante, hacia atrás y hacia los costados.
    • Rotación de rodillas.
    • Rotación de tobillos y pies.

Día 2: 

  • 6 minutos de activación corporal.
  • 4 minutos de trabajo de Core (región abdominal y espalda).
    • 30 segundos de plancha con los brazos estirados (como si fuera una flexión) + 30 segundos de descanso.
    • 30 segundos de plancha lateral izquierda + 30 segundos de descanso.
    • 30 segundos de plancha lateral derecha + 30 segundos de descanso.

¿Es bueno hacer ejercicio todos los días? Las claves para impulsar tu vitalidad

  • 30 segundos de plancha con los antebrazos (muñecas y codos apoyados en el suelo) + 30 segundos de descanso.

Día 3:

  • 6 minutos de activación corporal.
  • 4 minutos de subir y bajar las escaleras de tu piso (si no tienes, puedes buscar alguna alternativa al aire libre).

Día 4:

  • 10 minutos de meditación. Empieza a visualizar un reto para terminar la semana.

Día 5:

  • 5 minutos de activación corporal.
  • 5 minutos de ejercicios funcionales:
    • 20 repeticiones: elevar las rodillas.
    • 10 repeticiones: hacer flexiones, dejando las rodillas en el suelo.
    • 20 repeticiones: llevar los talones al glúteo.
    • 10 repeticiones con cada brazo (tríceps): Estando sentado, sujeta una mancuerna de un peso que puedas soportar (puedes sustituirla por una botella de agua) con el brazo extendido. A continuación, dobla el codo como si quisieras tocarte la nuca.

¿Es bueno hacer ejercicio todos los días? Las claves para impulsar tu vitalidad

    • 20 repeticiones: elevar las piernas de manera lateral.

Día 6:

  • 10 minutos andando y subiendo alguna cuesta.

Día 7:

  • Reto de la semana: pasear entre 30 y 45 minutos.

 

Hacer ejercicio todos los días es bueno si sabes cómo combinarlo, y ahora que tienes una rutina semanal, ¡ya no hay excusa! Este es tu momento para empezar. Dedica unos minutos al día y siéntete más vital que nunca. La práctica de actividad física es la mejor manera para mantener tu energía al máximo. Y si cada vez te sientes con mayor motivación, descubre más consejos para realizar todo tipo de ejercicios en Espacio Vitalidad.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.