Espacio vitalidad

Pasos para salir de tu zona de confort que mejorarán tu motivación

¿Te sientes atrapado en tus rutinas? ¿Te gustaría hacer cambios en tu vida pero no sabes cómo? Te damos algunos consejos para ayudarte  a salir de tu zona de confort.

La zona de confort es un estado mental que no permite tu crecimiento personal y puede provocar que no saques todo el provecho a tu potencial. Para salir de tu zona de confort y conseguir aquello que te propongas deberás empezar a actuar de forma diferente. ¡Supera tus barreras y refuerza tu estado de ánimo y tu vitalidad!

Si quieres saber por qué es importante y cómo puedes salir de tu zona de confort, ¡sigue leyendo y no te pierdas nada de lo que te aconsejamos!

 

¿Por qué necesitas salir de tu zona de confort?

Mantener siempre las mismas actitudes y conseguir resultados distintos acostumbra a no funcionar y no le agrega valor ni a tu trabajo ni a tu personalidad. Salir de la zona de confort implica tomar decisiones y enfrentarte a situaciones con las que no te sientes cómodo con el propósito de abandonar tu rutina y superarte.

 

Pasos para salir de tu zona de confort:

  1. Acepta que estás en la zona de confort

Reconoce que llevas una rutina que no has cambiado durante mucho tiempo o que no has puesto los medios necesarios para revertir una situación con la que no estás del todo satisfecho. Aceptar que te encuentras en la zona de confort es el primer paso para salir de ella.

Admite con naturalidad que no estás plenamente satisfecho con tu trabajo, que te gustaría cambiar algunos de tus hábitos o estilo de vida  y empieza a tomar medidas para cambiar una situación que no deseas en tu vida.

  1. Reconoce los miedos que te bloquean y ¡supéralos!

Reconocer los miedos es mucho más fácil que poner en práctica las soluciones necesarias para superarlos, pero el esfuerzo merece la pena, ¿no crees? El miedo es un instinto de supervivencia pero te puede bloquear y no te ayuda a superar algunas barreras.

Enfréntate a tus miedos y no permitas que esa voz negativa te paralice. Mentalízate de que puedes y de que eres capaz. Así́ que ¡plántale cara a tus miedos y llénate de pensamientos positivos y vitales!

  1. Sé flexible

La flexibilidad es una característica esencial de una persona que se conoce a sí misma y está dispuesta a manejar situaciones inesperadas. Adáptate a las nuevas situaciones que puedan surgir y trata de aprender de ellas.

¡Consejo! Escucha a los demás. Sus aportaciones pueden ayudarte tanto para tu desarrollo profesional como personal.

  1. Lánzate a conocer gente nueva

Oblígate a hacerlo, aunque te cueste y el cuerpo no te lo pida. Conocer gente nueva es una manera de cambiar tu percepción de las cosas y enriquecerte con la manera de pensar de otras personas.

Actúa con naturalidad y comprobarás con qué facilidad pueden funcionar las interacciones con los demás. Déjate llevar y no pienses en cómo quieres que te vean.

  1. Crea tus propias metas

Al igual que las empresas se plantean metas para alcanzar el crecimiento de su negocio, márcate también objetivos para tu crecimiento y conocimiento personal.

Haz una lista de actividades que deseas realizar y estipula un plazo para cada una de ellas. Lee un libro, haz ejercicio físico, descubre un restaurante nuevo… Estas actividades pueden ayudarte a alejarte de tu zona de confort y a romper con la rutina.

  1. Busca apoyo en tu familia y amigos

Expresa a tus familiares y amigos más cercanos que quieres salir de tu zona de confort. Si las personas de tu entorno saben que quieres hacerlo, te ayudarán a lograrlo.

Del mismo modo, cuando tomes la iniciativa y emprendas proyectos nuevos, te apoyarán y, probablemente, te mostrarán su admiración, lo cual te reforzará.

Te hemos dado algunos consejos para salir de tu zona de confort. ¿A qué no es tan difícil? Si quieres obtener más información sobre relaciones, actitud o cómo sentirte vital, ¡entra en Espacio Vitalidad! y encuentra ideas que te ayudarán a mantener tu vitalidad y mejorar tu motivación.

 

 

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.