Espacio vitalidad

COMO HACER PASTA CON CALABACÍN: 2 RECETAS SORPRENDENTES

Estamos seguros de que para mantener una actitud vitalista es necesario comer bien. Sin embargo, eso no quiere decir que debamos renunciar al sabor. ¿Has probado ya la pasta con calabacín? Nos referimos a esa que parece estar formada por fideos verdes, pero que en realidad son tiras de verdura. ¡Es deliciosa! Además, así como cuando utilizas el calabacín en otras presentaciones, la pasta hecha con calabacín es de lo más versátil. En este artículo te contamos cómo puedes obtener los zoodles y las diferentes formas de cocinarlos. Y para que no puedas resistirte a probarlo, compartimos contigo dos recetas que te encantarán.

CÓMO HACER PASTA CON CALABACÍN

No es necesario tener complicados artilugios en la cocina para hacer pasta con calabacín. Puedes usar distintas herramientas para obtener la forma de fideo; incluso que el resultado sea diferente y te sirva para recetas distintas: tagliatelle, espaguetis, fideos, tallarines… ¿Cuál prefieres?

  • Con un simple pelador obtendrás tiras en forma de tagliatelle o tallarín a partir del calabacín, pero también con otras verduras. Es tan sencillo como seguir pelando la verdura una vez que has eliminado la piel. La diferencia es que llegado un punto ya no estarás pelando el calabacín, sino laminándolo.
  • El pelador de verduras en juliana —ese que tiene una de sus cuchillas dentadas— logrará que, mientras láminas el calabacín, las tiras se separen en hilos finos que parecen espaguetis. 
  • La mandolina es una herramienta algo más sofisticada que permite obtener varios tipos de corte. Puedes experimentar con las formas y también con diferentes verduras.
  • El espiralizador de verduras está diseñado exclusivamente para hacer espirales de verdura. No solo los calabacines, cualquier verdura puede pasar por el espiralizador. Con esta herramienta obtienes fideos perfectos de la forma más fácil y sencilla.

YA TIENES LA PASTA, AHORA… ¿CÓMO LA COCINAS?

La pasta con calabacín se puede cocinar de diferentes formas. La más rápida y socorrida es saltearla en una sartén con un poco de aceite. El truco para que el calabacín no suelte demasiada agua es echarle sal solo cuando haya alcanzado el punto de cocción deseado y la hayas apartado del fuego.

Otra opción es cocinarlos al vapor; apenas un minuto para que no se reblandezcan demasiado. Esta técnica funciona mejor con verduras más duras como la zanahoria. Si te gusta experimentar con las texturas, prueba a comerte la pasta con calabacín cruda. Con una buena salsa tendrás un plato refrescante y sanísimo para cualquier ocasión.

Seguro que estás deseando experimentar con esta técnica. Para que aproveches el sabor, las vitaminas y la fibra del calabacín de una forma distinta, puedes probar estas dos recetas. ¡Manos a la obra!

2 RECETAS PARA SORPRENDERTE

PASTA DE CALABACÍN Y ZANAHORIA CON KIWI ZESPRI GREEN (4 RACIONES)

Esta receta es perfecta para esos días en los que necesitas mucha energía. Además de estar riquísimo, este plato tiene muchas vitaminas y fibra, y te ayudará a levantar el ánimo en esos días más exigentes; como por ejemplo, los lunes.

Ingredientes:

  • 2 calabacines
  • 4 zanahorias
  • 3 tomates deshidratados
  • 3 kiwis Zespri Green
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de piñones tostados
  • 1 ramita de albahaca
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 más para saltear la verdura
  • Pimienta y sal al gusto

Método:

  1. Pon los tomates en una taza con agua para rehidratarlos. Resérvalos.
  2. Lava los calabacines y las zanahorias. Forma la pasta con calabacín con el método que prefieras. Haz lo mismo con las zanahorias una vez que las hayas pelado. Pica el ajo finamente.
  3. En un bowl mezcla las tres cucharadas de aceite, los piñones, la albahaca picada y los tomates rehidratados que habrás hecho en juliana.
  4. Calienta las dos cucharadas soperas para saltear las verduras en una sartén. Dora el ajo y luego añade los fideos de zanahoria y calabacín. Saltéalo todo junto durante 4 minutos.
  5. Una vez que la pasta con calabacín y zanahoria esté lista, retírala del fuego. Salpimenta al gusto y añade la mezcla del bowl. Mezcla bien. Para terminar, añade los kiwis en dados y sirve.

ENSALADA DE PASTA DE CALABACÍN CON VINAGRETA DE KIWI ZESPRI GOLD (4 RACIONES)

Esta receta es perfecta para los días calurosos. Si la combinas con una rodaja de salmón a la plancha tendrás un menú muy equilibrado y nutritivo.

Ingredientes:

  • 3 calabacines
  • 2 kiwis Zespri Green
  • Un puñado de nueces
  • 8 tomates cherry

Para la vinagreta:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 kiwis Zespri Gold
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de mostaza a la antigua
  • Sal y pimienta al gusto

Método:

  1. Es mucho mejor hacer la vinagreta de un día para otro o, al menos, tres horas antes de comer la ensalada. Para hacerla mezcla los ingredientes en un procesador de alimentos y tritúralo todo bien. Añade agua hasta obtener la textura de una salsa no demasiado espesa. Reserva.
  2. Lava los calabacines y forma las tiras con el método que prefieras. Lava los tomates y pícalos en cuatro trozos. Pela los kiwis Zespri Green y córtalos en cubos.
  3. Monta los platos con la pasta de calabacín, los tomates, los kiwis y las nueces. Aliña con la vinagreta. Añade sal y pimienta al gusto y sirve.

¿Qué te parecen las recetas de pasta de calabacín? Como ves, se le puede sacar mucho partido al calabacín. ¿Se te ocurren otras combinaciones? Anímate a experimentar en la cocina y sorprende a los tuyos con recetas diferentes.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.