Espacio vitalidad

INICIACIÓN AL YOGA: LA GUÍA CON TODO LO QUE NECESITAS PARA EMPEZAR

¿Estás pensando en iniciarte en el yoga? Seguro que conoces a muchas personas que han practicado yoga y afirman que les ha cambiado la vida: se sienten más vitales, con más energía, toleran mejor el estrés, descansan mejor por la noche, sienten menos dolor, tienen más fuerza y, en general, ¡vuelven a comerse el mundo! Si tú también estás pensando en cómo volver a tener toda tu energía recargada es muy probable que el yoga te ayude a lograrlo. En este artículo especial te contamos todo lo que debes saber antes de tu iniciación al yoga.

ZES - CTA Text - eBook hábitos saludables

ANTES DE TU INICIACIÓN AL YOGA…

Antes de comenzar con tus prácticas de yoga es importante que reflexiones acerca de por qué quieres hacer yoga: ¿qué te lleva a ello? ¿Por qué has pensado en el yoga y no en cualquier otro deporte? Probablemente sientas la necesidad de equilibrar tu energía, tu cuerpo y tu mente. Quizás sabes que es una práctica que te llena de vitalidad. O puede que sea porque necesitas desconexión de tu estrés diario y crees que el yoga te ayudará a ello. 

Lo cierto es que el yoga es una práctica muy elegida porque es apta para todo el mundo. No importa si crees que eres una persona poco flexible, o que no tienes ni idea de esos nombres de las posturas o incluso si tienes alguna dolencia. Con la práctica empezarás a ser más flexible, a tener más fuerza y a conocer mejor tu cuerpo y tus límites. 

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES POSTURAS DEL YOGA?

En el yoga las posturas reciben el nombre de asanas. Cada asana se centra en fortalecer o estirar ciertos músculos y huesos del cuerpo, siempre en conjunción con la respiración. Algunas de estas posturas son:

TASDANA: POSTURA DE LA MONTAÑA

Parece una postura muy sencilla pero es importante que seas consciente de tu cuerpo: no se trata solo de estar de pie. Se trata de sentir cómo se tocan los dedos gordos de tus pies; cómo las esquinas de tus pies tocan el suelo; cómo el peso de tu cuerpo se distribuye entre las piernas; cómo el coxis va hacia atrás y cómo el ombligo sube.

Tasdana: postura de la montaña

UTTANASANA: PINZA DE PIE

Esta asana se basa en crear una pinza con tu cuerpo; es decir, llevar la cabeza a los pies estando de pie. Ahora te parecerá un mundo y, no te preocupe, hay versiones adaptadas a la flexibilidad de cada persona y nivel.

Uttanasana: Pinza de pie

ADHO MUKHA SVANASANA: PERRO HACIA ABAJO

En la postura del perro hacia abajo tu cuerpo formará una V invertida, con pies y manos en el suelo. Al principio tendrás que flexionar las rodillas pero poco a poco irás consiguiendo llegar a hacer la postura original.

Adho Mukha Svanasana: Perro hacia abajo

VIRABHADRASANA: POSICIÓN DEL GUERRERO

Esta postura suele venir después de la del perro hacia abajo. Principalmente porque, desde el perro hacia abajo, solo tienes que adelantar tu pie derecho, girar el talón izquierdo hacia dentro y subir tu torso y tus brazos. 

Virabhadrasana: Posición del guerrero

BALASANA: POSTURA DEL NIÑO

La postura del niño es muy buena para estirar la columna y es muy difícil hacerla mal, así que, ¡seguro que la dominas desde el primer día! De rodillas, baja la cabeza hasta que tu frente toque el suelo. Tus nalgas descansan sobre tus tobillos y tus brazos se extienden hacia adelante.

Balasana: Postura del niño
ZES - CTA Text - infografía hábitos saludables 2

¿QUÉ TIPOS DE YOGA EXISTEN?

Antes de empezar con los distintos tipos de yoga es importante que sepas que las posturas son las mismas en cada uno de ellos. Los estilos de yoga, que son muchísimos, se diferencian entre ellos por la forma en la que se ponen en práctica dichas posturas, en qué medio, con qué fin… Seguro que hay un tipo de yoga adaptado a tu forma de hacer deporte, aquí te mostramos algunos tipos comunes de yoga:

  • Hatha yoga: es el yoga clásico. Es una buena opción para empezar, ya que suelen hacerse las asanas básicas.
  • Vinyasa yoga: la respiración en el yoga es clave, pero, concretamente, en el vinyasa yoga se hace primordial, ya que esta tipología se basa en realizar los movimientos coordinándolos con la respiración.
  • Kundalini yoga: el kundalini yoga se centra en limpiar las energías o chakras, desde la columna vertebral y dando un gran protagonismo a fuertes respiraciones en relación a los movimientos.
  • Bikram yoga: 90 minutos. 40’6ºC. 40% de humedad. ¿Te apuntas al reto? Puede que hayas oído hablar también de “hot yoga”: éste no sigue la secuencia postural del Bikram, pero sí, las condiciones de la sala son las mismas. 
  • Yoga nidra: si quieres aprender a gestionar el estrés este es tu tipo de yoga. En el yoga nidra incitarás a tu mente a una relajación máxima, casi como si esstuvieras durmiendo. De hecho, en una sola hora de yoga nidra sentirás como si hubieras dormido 4 horas.

Existen otros muchos tipos de yoga, como el yoga para niños, para embarazadas, el acro yoga (realizando acrobacias con otra persona), incluso yoga facial

¿Qué necesitas para tu primera clase de yoga?

Hay ciertos elementos básicos que debes tener preparados para tu primera clase de yoga:

  • Ropa cómoda: elige ropa sin costuras o con las mínimas posibles. Es vital que la ropa te permita libertad de movimiento, por lo que es preferible que evites prendas demasiado anchas. Eso sí, es importante que te sientas cómodo. 
  • Esterilla o mat: es muy importante elegir una buena esterilla, sobre todo una en la que tu cuerpo no resbale al realizar los movimientos.
  • Comida previa: es preferible que ingieras comida entre 3 y 4 horas antes de realizar tu práctica de yoga.
  • Tras la clase: intenta tomarte unos minutos, los que necesites, para reflexionar sobre la clase, sobre cómo está tu cuerpo, el relax de tu mente… Puedes comer algo ligero pasada una media hora.

Como ves, empezar con la práctica del yoga es muy sencillo: solo necesitas ropa cómoda, una buena esterilla y muchas ganas de sentir cómo tu cuerpo y tu mente se unen para que vuelvas a sentir la vitalidad perdida.

ZES - CTA Post - Infografía hábitos saludables


Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.