Espacio vitalidad

¿EL CANSANCIO GENERAL TE ABSORBE TODA TU ENERGÍA? 4 CLAVES PARA RECUPERAR TU VITALIDAD CON HÁBITOS SALUDABLES

Si sufres una etapa de cansancio general notarás cómo tu vitalidad cae en picado. ¿Cómo puedes remediar ese agotamiento? ¿Cómo descartar si es debido a algún problema físico, o emocional como el estrés? ¿Cuáles son sus principales causas? Los tres motivos principales de las fugas de vitalidad suelen ser: hacer poco ejercicio, no comer de forma saludable y los malos hábitos del sueño. 

ZES - CTA Text - eBook hábitos saludables

Cómo recuperar el cuerpo del cansancio

UNA ETAPA DE CANSANCIO GENERAL: ¿ES PASAJERO?

Llegas a casa después de un largo día y es normal que te sientas agotado. La fatiga al final de la jornada es algo habitual, especialmente si has tenido mucha actividad durante el día y casi no has parado ni un momento.

También considera si estás pasando una situación que pueda contribuir a tu estado de agotamiento, como un periodo de más estrés en el trabajo, un proyecto eventual que requiere que dediques más horas, un periodo de exámenes o algún otro tema que te genere preocupación.

Pero sentirse cansado poco después de empezar el día o de forma constante a lo largo de varias semanas ya no es algo normal y tienes que analizar tus hábitos para detectar aquellos que están “robándote” la energía.

CORRIGE TUS MALOS HÁBITOS 

Si estás pasando una época de cansancio general, seguramente te habrás encontrado en alguna de estas situaciones:

  • Has llegado a casa con tanta hambre que has cenado mucho y muy deprisa.
  • Estás tan a gusto por fin en el sofá que vas posponiendo el momento de irte a la cama.
  • Te metes a la cama a leer o a mirar el móvil, esperando a que te “entre” el sueño.
  • Durante la tarde te has cansado, así que has tomado un par de cafés para poder seguir.

Puede que no te lo parezca, pero estos comportamientos son totalmente contraproducentes y te privan de un correcto descanso durante la noche. Aprende a mantener una buena higiene del sueño para descansar y dormir bien.

COME DE FORMA SALUDABLE

Tienes la agenda llena para todo el día y no te va a dar tiempo de todo. Lo primero que sacrificas es parte del tiempo de tu comida. Total…, ya picarás cualquier cosa. ¿Te suena?

Este es un gran error. En los periodos de mayor exigencia es justamente cuando más necesario es que comas correctamente y poniendo atención a que tu plato contenga todos los nutrientes necesarios. Sin ellos tu cuerpo notará la fatiga y tu cerebro funcionará más lento y con menor capacidad.

  • Asegúrate de tomar suficientes hidratos de carbono para tener la energía que necesitas.
  • Si tienes poco tiempo para comer, monta un plato único con ingredientes variados.
  • Huye de los envasados, precocinados y dulces. Tienen muchos azúcares simples y, aunque el chute inicial de energía ayuda, este nivel bajará rápidamente y no te durará el tiempo necesario.
  • Además, cuantos más aditivos artificiales lleven, más te cuesta digerirlos y desperdicias energía en este proceso.

PRACTICA EJERCICIO

Sí, suena contradictorio. Estás cansado y lo último que te apetece es ponerte a correr. Pero está demostrado que la practica regular de la actividad física aumenta los niveles de energía y activa tu cuerpo. Además, regulará tus niveles de estrés en las épocas más críticas para que el cansancio general no se prolongue en el tiempo.

Es cierto que puede haber rachas en las que sientes cansancio general, porque tu nivel de energía no es siempre el mismo. Puntualmente, puedes tener unos días de bajón en los que no tienes las pilas bien cargadas, pero siguiendo estos hábitos saludables diariamente tu nivel de vitalidad mejorará.

ZES - CTA Post - eBook hábitos saludables

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.