Espacio vitalidad

TENER EXPECTATIVAS TE HACE SENTIR MÁS VITAL

LAS EXPECTATIVAS SON UNA ESPECIE DE PREDICCIÓN DE FUTURO EN LA QUE MEZCLAS LOS MIEDOS Y DESEOS CON LO QUE PUEDE PASAR

Sí, la objetividad no tiene nada que hacer en materia de expectativas.

Intentamos predecir el futuro, avanzarnos a lo que tiene que venir y diseñar un escenario cercano que nos motive y nos proporcione vitalidad, y para conseguirlo nos ayudamos de las expectativas.

Sin embargo, a veces las expectativas se cumplen y otras veces, no. Y esto puede afectar a la vitalidad.

CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE EXPECTATIVAS Y VITALIDAD

Cuando se cumplen, sientes una especie de inyección de vitalidad y energía que te ayuda a tener una posición optimista y vital. Cuando no se cumplen, aparece la frustración y con ella baja tu nivel de vitalidad y te invaden emociones negativas.

¿Pero por qué no se cumplen las expectativas?

  1. Porque son demasiado elevadas o irreales.
  2. Porque no son tuyas, sino heredadas o impuestas. Lógicamente, uno no se siente motivado por lo que no le es propio y esa falta de motivación se transforma en una falta de vitalidad y de energía que te va a dificultar, sino impedir, perseverar en tus expectativas a pesar de la dificultad… Y claro, sin perseverancia, no hay logros.
  3. Porque, aunque son adecuadas y propias, no tienes un plan de trabajo para alcanzarlas.
  4. Porque, a pesar de tener expectativas de calidad, bien definidas, propias y con un excelente plan de trabajo, algún elemento contextual, alguna variable en el entorno o algo completamente externo te impede alcanzarlas. No te olvides de que no puedes controlar todo lo que te ocurre.

CONSEJOS PARA EVITAR LA FRUSTRACIÓN Y EL BAJÓN DE VITALIDAD

  1. Para empezar a definir de nuevo tus expectatives, coge libreta, lápiz y algo para come y vete de picnic a una montaña, río o playa. Empieza a pensar en ellas y anótalas. Puedes encontrar más consejos para convertir tus expectativas en realidad en este artículo.
  2. Tus expectativas deben ser tuyas, motivarte, suponer un pequeño esfuerzo -no un reto inalcanzable-, estar bien definidas y contar con un plan de trabajo para conseguirlas
  3. No te quedes anclado en la frustración. Es comprensible que te sientas mal, pero después de lamerte un poco las heridas, desvincula esa frustración de tu autoestima y utilízala como impulsor para aprender de lo ocurrido y alcanzar esas expectativas que tanto deseas.

La motivación y la capacidad de adaptación a las situaciones que nos plantea la vida son pilares que afectan directamente a la vitalidad. Puedes entrenar estos y otros aspectos en Entrena tu Vitalidad, donde encontraras video tutoriales y ejercicios para cumplir todos tus retos y expectativas.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.