Espacio vitalidad

Las mejores recetas tradicionales de Semana Santa

La Semana Santa es una celebración de origen religioso que tiene lugar en numerosos países, pero con los años ha evolucionado mucho más allá de los actos litúrgicos que la componen. Entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección se conmemora la pasión de Cristo, y además puedes disfrutar de actividades culturales de todo tipo. Tanto si las conoces, como si no, siempre puedes hacer crecer tu vitalidad descubriendo un mundo de posibilidades.

Entre las tradiciones de este periodo festivo destacan las relacionadas con la gastronomía. En cualquier rincón del planeta existen platos típicos que han sido traspasados de generación en generación, y España no es una excepción. Repasa el recetario nacional y presta atención a las páginas marcadas, en las que abundan clásicos que puedes encontrar en cualquier mesa por estas fechas.

Si te has propuesto mejorar tu plan alimenticio para impulsar tu vitalidad, no te olvides de descargarte este ebook. En él encontrarás una guía detallada sobre alimentación y muchas herramientas para ayudarte a diseñar tu dieta ideal:

Banner ebook Alimentación

Y si, además, quieres pasar un buen rato compartiendo la cocina con tu familia, ¡sigue leyendo! Ha llegado la hora de que hagas tuyas algunas de estas recetas de Semana Santa e instaures tus propias tradiciones. Toma nota de la lista de ingredientes, atiende bien a los pasos para elaborarlas, y ¡atrévete a probar un menú delicioso!

4 recetas clásicas de Semana Santa:

Sopa de ajo

No te dejes engañar por el origen humilde o la simplicidad de la sopa de ajo, porque está para chuparse los dedos. Además de ser una opción interesante para degustar en fiestas, es un remedio para numerosos trabajadores del campo, sobre todo en el norte. ¿Qué mejor manera de entrar en calor que un caldo con varios productos característicos de la gastronomía española?

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 6 huevos (1 por persona)
  • 12 rebanadas de pan duro
  • 150 gr. de jamón serrano
  • 3 l. de caldo de carne o agua (depende de la cazuela donde lo prepares)
  • Sal y pimienta (al gusto, pero recuerda que lleva jamón)
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. Corta los ajos e introdúcelos en una cazuela con aceite. Saltea hasta que empiecen a ponerse dorados y añade el jamón troceado, la mitad del pan duro y pimentón dulce. Remueve bien.
  2. Añade el caldo y rehoga durante un par de minutos sin que hierva. 
  3. Completa la cazuela con la otra mitad del pan y los huevos. Sazona al gusto y, ahora sí, calienta hasta llevarlo a ebullición. Sirve bien caliente.

Torrijas

Las mejores recetas tradicionales de Semana Santa

Si preguntamos por un dulce típico de Semana Santa, muchísimas respuestas apuntarían a las torrijas. Habitualmente se elaboran con el pan del día anterior, pero han ido surgiendo variaciones y también se pueden preparar con algunos panecillos y bollos especiales. 

Tú eliges si las prefieres como desayuno, como postre o como tentempié, pero te vamos a regalar un consejo. Incluye una o varias piezas de fruta a rodajas y dales un toque saludable y fresco. Y si no sabes si te convencen más con un kiwi Zespri™ Green o uno Zespri™ SunGold, no te cortes. ¡Añade las dos variedades! 

Ingredientes

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 2 kiwis Zespri™ (para decorar)
  • 1 l. de leche
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 huevos
  • Azúcar y canela (para rebozar)
  • Aceite de oliva virgen

Elaboración 

  1. Pon la leche en un cazo y añade el azúcar, la canela y la piel de limón. Espera hasta que hierva. 
  2. Corta el pan en rodajas, ponlo en un recipiente y añade la mezcla. Procura que absorba bien el líquido, y si es necesario dale alguna vuelta para que lo haga por las dos caras.
  3. Bate los huevos y “pinta” las torrijas. Ponlas a freír a fuego medio y constante, hasta que estén bien doradas.
  4. Espolvorea azúcar y canela al gusto, añade el kiwi cortado a rodajas… ¡y ya están listas para servir!

Potaje de Vigilia 

Aquellos que cumplen con los preceptos religiosos de esta festividad consumen a menudo el potaje de vigilia, en especial los viernes de Cuaresma. Esto es debido a que, entre las recetas de Semana Santa, esta no incluye carne de cerdo y sí pescado, legumbres y verduras. Otra sabrosa alternativa caliente que no puede faltar en celebraciones y fiestas familiares

Ingredientes

  • 1 puerro
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 300 g. de bacalao
  • 2 huevos
  • 300 g. de garbanzos
  • 1 manojo de espinaca fresca 
  • 500 ml. de caldo de pescado

Elaboración

  1. Cuece los huevos durante 10 o 12 minutos y reserva.
  2. Haz un sofrito con la cebolla y el pimiento, añade el puerro picado y deja pochar durante 10 minutos. Incorpora los tomates rallados y el caldo de pescado y calienta hasta que hierva. Retira y pasa la mezcla por la batidora hasta dejarla fina.
  3. Devuelve la mezcla a la cazuela y espera a que hierva de nuevo. Añade las espinacas y el bacalao y ajusta de sal si lo consideras necesario. Pasados 5 minutos, añade los garbanzos y cuece durante un minuto. Recuerda que, si quieres preparar el bacalao y los garbanzos de forma tradicional, deberás empezar el día anterior. 
  4. Con el fuego apagado, agita la cazuela para mezclar bien los ingredientes. Coloca los huevos duros cortados a cuartos sobre el contenido. La tradición dicta que lleves el “pote” a la mesa, desde donde se servirá a los distintos platos.

Pestiños

Las mejores recetas tradicionales de Semana Santa

Si hay un dulce tradicional que rivaliza con las torrijas, esos son los pestiños. Además de convivir en Semana Santa, también los puedes encontrar en época navideña o en carnavales. No dudes en darle un buen bocado a este plato arraigado en la tradición andaluza y con orígenes moriscos, y decide si te gustan más espolvoreados con azúcar o cubiertos de miel.

Ingredientes

  • 70 ml. de aceite de oliva virgen extra (para la masa)
  • Cáscara de limón
  • Azúcar (para espolvorear)
  • Miel
  • Semillas de anís o matalahúva
  • 70 ml. de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra (para freír)
  • 250 g. de harina de trigo

Elaboración

  1. Para empezar, aromatiza el aceite calentándolo en una sartén con la cáscara de limón dentro. Cuando esta se haya dorado y el aceite esté bien caliente, retírala y añade los anises (y si quieres un poco de canela). Apaga el fuego y deja enfriar. 
  2. En un cuenco grande, mezcla el aceite a temperatura ambiente, el vino blanco y la harina. Amasa mezclando bien hasta que la masa sea fina y se desprenda de las paredes del recipiente. Tapa el cuenco con un paño y deja reposar durante media hora.
  3. Extiende la masa con un rodillo hasta que tenga el grosor de una moneda. Córtala en tiras de unos 4 cm de ancho y, después, en cuadrados. Dale la forma habitual del pestiño doblando las puntas y únelas con un poco de agua. Deja reposar otra media hora antes de freír.
  4. Fríe los pestiños en una sartén con aceite abundante y bien caliente. No los pierdas de vista para que no se quemen y dales vueltas para que se doren bien. Una vez fritos, escúrrelos con papel de cocina y elige la presentación final. Puedes espolvorear azúcar por encima o bañarlos en miel. 

 

Si quieres estar preparado para elaborar el mejor menú de las fiestas, ya tienes cuatro opciones para llenar tu libreta de cocina. Empieza por las recetas de Semana Santa y no te olvides que para disfrutar de tu vitalidad debes mirar más allá de la alimentación. Combina una dieta saludable y variada con alguna rutina de ejercicios y cuida tu motivación y tu estado de ánimo. Solo tienes que ir paso a paso y prestar atención a los detalles para vivir con más energía. ¡Regístrate en Espacio Vitalidad y encuentra las claves para una vida saludable!

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.