Espacio vitalidad

DEFENSAS BAJAS: APRENDE A REFORZARLAS

COMBATE EL ESTRÉS Y LAS DEFENSAS BAJAS CON LA VITAMINA C

El organismo tiene una forma natural de proteger tu salud: el sistema inmunitario. Cuando funciona bien no lo notas, precisamente porque te sientes lleno de vitalidad, pero cuando tienes las defensas bajas tu salud se puede resentir.

ZES - CTA Text - eBook alimentación

Si en tu vida están presentes ciertos hábitos y estados emocionales perjudiciales como el estrés, un estilo de vida sedentario o una alimentación inadecuada, el correcto funcionamiento de tu sistema inmunitario puede verse afectado, y entonces, con las defensas bajas, comenzarás a notar algunos problemas en tu salud.

Al principio puedes sentir molestias leves que, para empezar, te están indicando que tus defensas están bajando. Si no les pones remedio, pueden agravarse con el tiempo. Del mismo modo, si te propones seguir unos hábitos saludables, contribuirás a reforzar y mejorar tus defensas.

¿SABÍAS LA IMPORTANCIA QUE TIENE LA ALIMENTACIÓN EN TU SALUD?

La nutrición es uno de los factores más importantes que deberías tener en cuenta para combatir las defensas bajas. Los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita solo puedes obtenerlos de los alimentos. 

Muchos estudios han puesto en evidencia que si sigues una dieta equilibrada, ésta influirá positivamente en tu sistema inmunitario. Ten cuidado con los regímenes de adelgazamiento de menos de 1.200 kcal al día, ya que se ha comprobado que afectan de forma negativa a tus defensas. Y lo mismo ocurre si te pasas con algunas comidas, puesto que el exceso de peso puede ponerte en riesgo de contraer más infecciones, debido a que tu sistema inmunitario no funcionará al cien por cien.

Lo que debes tener claro es que una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, baja en grasas y con un adecuado aporte de ácidos grasos saludables, lácteos fermentados, vitaminas y minerales, te será de gran ayuda para reforzar tus defensas. 

TEN CUIDADO CON EL ESTRÉS

Si eres una de esas personas que hoy en día lleva inevitablemente un ritmo de vida vertiginoso, sabrás que es difícil mantener una dieta equilibrada que cubra todas tus necesidades nutricionales, y esto se agrava si el estrés forma parte de tu día a día.

Puede que ya seas consciente de algunos de los efectos perjudiciales que el estrés puede conllevar para tu sistema inmunitario. Aún así, no está de más recordar que las situaciones prolongadas de estrés, o estrés crónico, pueden suponer un estado continuado de defensas bajas precisamente por la acción de una hormona: el cortisol.

Esta hormona es segregada por tu cuerpo cuando tienes estrés, y provoca una activación general de tu organismo para hacer frente a una supuesta amenaza. Aunque se trata de un mecanismo adaptativo primordial para la supervivencia, lo que hace que sea tan peligroso prolongarlo en el tiempo es que, mientras tanto, en tu cuerpo se suprime la actividad de ciertas sustancias que tu sistema inmunitario necesita para funcionar correctamente. 

¿CUÁL ES EL PAPEL DE LA VITAMINA C?

La vitamina C es una de tus principales aliadas para combatir las defensas bajas. Su acción, sin embargo, no es directa contra un resfriado, por ejemplo, sino que se centra justamente en reducir tu nivel de cortisol en la sangre, contribuyendo al buen funcionamiento de tu sistema inmunitario.

Si bien los cítricos contienen una buena dosis de esta vitamina, aunque te tomes una naranja al día no conseguirías cubrir la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Existen otras frutas que, en proporción, aportan más cantidad de vitamina C, como el kiwi. Su variedad amarilla, que Zespri® ha bautizado como SunGold, contiene más del doble de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina.

KIWI, UNA FRUTA CARGADA DE VITAMINA C

Tanto si ya lo sabías como si no, es importante que recuerdes que tu cuerpo no es capaz de producir la vitamina C por sí mismo, de modo que para evitar que tus defensas estén bajas y para mantener un buen nivel de vitalidad, debes consumir las cantidades necesarias de esta vitamina tan beneficiosa para tus defensas. Actualmente la cantidad diaria recomendada para un adulto se ha establecido en unos 80 miligramos, equivalente a un único kiwi.

Sabiendo todo esto, te animamos a unirte al club de consumidores de frutas ricas en vitamina C como tu mejor escudo contra las defensas bajas, y la forma más natural de aumentarlas. Además, cuando comes frutas no necesitas planificar con mucho tiempo su preparación, cosa que te vendrá muy bien si llevas una vida ajetreada y te resulta difícil encontrar tiempo para cocinar. Así, ayudas de forma fácil y saludable a tu organismo a mejorar tu salud y tu vitalidad.

ZES - CTA Post - Infografia alimentación 1

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.