Espacio vitalidad

ACEPTA LOS CAMBIOS CON UNA ACTITUD POSITIVA

En la vida, todo son etapas. Algunas las finalizamos o empezamos nosotros, mientras que otras suponen cambios no elegidos. Con la edad nuestros roles cambian y vamos incorporando diferentes elementos a nuestra identidad. Cada cambio supone un cambio de rol y una oportunidad para vivir la vida de manera diferente a lo vivido, pero a veces, nos visita el miedo y la inseguridad.

Las cosas cambian. Es natural e inevitable. El primer paso para poder superar un cambio es su aceptación.

CONSEJOS PARA ACEPTAR UN CAMBIO CON UNA ACTITUD POSITIVA Y VITAL

1.- La queja, los enfados y los reproches no sirven absolutamente para nada. Recoge toda tu ira y transfórmala en rabia de la buena. Sí, en la rabia que siente un atleta en la línea de salida, en energía de primera calidad capaz de alimentar tu paso a la acción.

2.- Repasa urgentemente todos tus esquemas. De la misma manera que ocurre con el software de un teléfono móvil, necesitas ir actualizando tus esquemas e ideas acerca de la realidad.

3.- Supera el miedo al cambio. Movilízate, pasa a la acción. Integra el cambio en tu vida, no sigas negándolo, no sigas cerrando tus ojos, no sigas ignorándolo. Prueba cosas nuevas. Aventúrate más allá de tu zona de confort. Entrénate activamente, oblígate a asumir pequeños cambios a modo de entrenamiento.

4.- Desbloquea tu resistencia al cambio. Quizás en algún momento sufriste y lo pasaste mal; pero la causa de tu sufrimiento no fue el cambio en sí, sino tu reacción al cambio.

5.- Analiza minuciosamente los motivos del cambio, las implicaciones que tiene y las consecuencias que acarreará. Solemos mezclar los deseos y miedos en los análisis que realizamos. Ten mucho cuidado con tus conclusiones, tu análisis no puede ser tendencioso, ya que acabarías sobrevalorando las ventajas del cambio o magnificando los inconvenientes derivados del cambio.

6.- Ten cuidado con la atención selectiva. Tu mente entra en resonancia con tu estado emocional. Si estás feliz, pensarás en clave positiva; si estás triste, pensarás en clave negativa. Todo cambio implica un nuevo escenario en el que puedes encontrar problemas que solucionar y oportunidades de las que disfrutar. Si estás muy agobiado por el cambio, te ofuscarás y solo verás problemas y más problemas derivados del cambio.

7.- No confundas una consecuencia incómoda con una consecuencia negativa. Abandona las actitudes tremendistas o victimistas y adopta una actitud positiva, constructiva y realista. Si centras tu atención en las consecuencias incómodas que todo cambio tiene, nunca harías nada.

8.- Vé más allá del cambio. Cuando analices las consecuencias del cambio no te limites a valorar solamente el corto plazo. Los mejores cambios suelen ser incómodos a corto plazo pero beneficiosos a medio y largo plazo. ¡No permitas que la comodidad determine tu futuro!

9.- Anticípate al cambio, no esperes que un cambio, que era predecible, irrumpa como una mandada desbocada de elefantes en tu vida. Identifica los posibles cambios que pueden darse en el futuro y anticípate a ellos, de esta manera no te pillarán por sorpresa.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.