Espacio vitalidad

RESILIENCIA, UN RECURSO PARA CONSERVAR Y MEJORAR TU VITALIDAD

La adversidad es consustancial a la vida. Cada día millones de personas en todo el mundo tienen que hacer acopio de toda su fortaleza emocional para poder superar problemas o malos momentos que aparecen en la vida.  

ZES - CTA Text - Infografía activación y motivación

Lejos de evitar vivir, lo mejor que puedes hacer es aprender a reforzarte después de afrontar un problema. La vida merece ser vivida intensamente, con vitalidad, sin miedo a sufrir, sin reservas…

En este sentido, tu capacidad de resiliencia es tu mejor aliada para volver más sabio y recuperar, así, tu vitalidad.

CONSEJOS PARA SER RESILIENTE

  1. Analiza. Toca volver la mirada atrás para sanear de una vez por todas esa herida emocional libre de filtros y distorsiones.
  2. Reinterpreta. Con la perspectiva que ahora tienes, puedes darle un nuevo significado a lo que viviste para poder aprender de la experiencia. Extrae un aprendizaje libre de culpa y de miedo. Errar es humano.
  3. Desarrolla alguna de las diferentes fortalezas emocionales. Quizás tengas que aprender a tomar decisiones, a analizar a las personas o a gestionar el conflicto. Conecta con tu fortaleza emocional y te sabrás capaz de hacer frente a la vida sin repetir dos veces el mismo error.
  4. Reconstruye tu vida, tu ilusión y tu vitalidad. Ten cuidado con las miradas ajenas, con lo que crees que otras personas piensan de ti y de cómo estás gestionando la adversidad.
  5. Enseña tus cicatrices, ya que ellas son la mejor muestra de que eres una persona fuerte.

Tus cicatrices hablan por ti, tus cicatrices te presentan y cuentan que un día sufriste, pero que otro dia, fuiste capaz de reconstruirte más sabio, más compasivo y más fuerte. Tus cicatrices muestran que ti vitalidad ha sido más fuerte que tu dolor.

Si quieres conocer más consejos para mejorar tu vitalidad, entra en Espacio Vitalidad.

ZES - CTA Post - Infografía activación y motivación

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.