Espacio vitalidad

CÓMO REALIZAR UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA

¿Qué es una buena crítica constructiva?, ¿Sirve de algo para nosotros?, ¿Cómo hacerla de la manera más adecuada?

Esto es muy importante cuando nos dirigimos a alguien, es por ello por lo que hoy encontrarás en esta publicación información sobre cómo puede ayudarte a ti y a los demás una crítica que puede ayudarte en tu día a día o una situación concreta.

Una buena crítica constructiva

Una crítica constructiva bien argumentada y oportuna es uno de los mejores regalos que nos pueden hacer.

Es una muestra de confianza y de interés por parte de quien la hace. Como receptores, tenemos que agradecerla, pues la atención que nos están dedicando nos permitirá mejorar. Y la certeza de que estamos progresando es una de las mayores fuentes de vitalidad.

ZES - CTA Text - ebook relaciones

Esta se debe realizar siempre mediante el punto de vista de ayudar a la otra persona a la que se le realiza dicha crítica, por ello es llamada como “constructiva“. Trata de mejorar algún aspecto de nuestra manera de ser o actuar.

Una crítica bien realizada ayuda

Pero para que esta crítica sea provechosa, se tiene que percibir como una aportación en lugar de una reprimenda. Por ello, quien hace la crítica se tiene que situar en el papel de “mentor” o “colaborador”; no, de “policía”.

Antes de hacer una crítica constructiva, recuerda que debes:

Crítica constructiva para personas

  1. Busca un momento de calma y serenidad. No hagas la crítica bajo los efectos de la ira, el estrés, la frustración o la decepción.
  2. Busca pensamientos positivos hacia esta persona. Por mal que lo haya hecho, siempre habrá algo positivo en su proceder, así que házselo saber.
  3. Piensa si eres la persona más adecuada para aleccionar a alguien.
  4. Ponte en el lugar del receptor, ten empatía. Nadie está aislado de sus circunstancias. Tu valoración debería adecuarse a la persona y su contexto: la formación, la edad, los recursos, etc.
  5. Personaliza la crítica para que tenga un efecto más constructivo. Lo que puede ser útil a una persona quizás no lo es para otra.
  6. Haz siempre una crítica constructiva. La queja permanente, el reproche, los comentarios despectivos y humillantes no ayudan.
  7. Adopta un punto de vista positivo. Un error no es un fracaso sino una oportunidad de mejorar.
  8. Relativiza. Considera que hay cosas que son opinables y nadie tiene la verdad absoluta, tampoco tú.
  9. Habla despacio y sin gritar. El volumen alto resulta agresivo.
  10. Adopta un lenguaje corporal abierto y relajado para demostrar tu voluntad de escuchar.
  11. Habla en positivo, resaltando lo bien hecho. Sugiere, anima, estimula. Motiva en lugar de destrozar y hundir.
  12. Pregunta e infórmate antes de aportar tu opinión. Dale la oportunidad de explicarse.
  13. Ofrece ayuda o posibles soluciones. Así demuestras implicación en la tarea y en la relación.

Conclusiones sobre las críticas útiles y constructivas

A muchas personas les cuesta decir las cosas asertivamente y optan por no decir nada o por decirlo como un ataque. Esto provoca un deterioro de la relaciones y no ayuda al progreso de las personas.

La crítica constructiva útil y con sentido es la razonada y expresada de forma serena. En ningún caso tiene que ser fruto de la falta de control emocional, de un impulso o la frustración.

Todos necesitamos que nos den referencias, consejos, apoyo emocional y estímulos positivos. Esto nos ayuda a tener más confianza en nosotros mismos y a aceptar nuevos retos.

Si quieres conocer más consejos para mejorar tu vitalidad, entra en Entrena tu Vitalidad.

ZES - CTA Post - eBook relaciones

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.