Espacio vitalidad

TU MOCHILA DE LA VITALIDAD

SOLEMOS LLEVAR A NUESTRAS ESPALDAS MOCHILAS PESADAS, PROBLEMAS, TRAUMAS DEL PASADO O ETIQUETAS QUE NOS CONDICIONAN

Arrastramos mochilas que se llenan solas, más de negatividad que de recursos que nos permitan afrontar la vida con vitalidad y con pensamientos positivos. Pocas veces nos paramos a decidir qué queremos llevar dentro. Esa mochila simbólica puede ser una elección.

¿Qué deseas  meter dentro para sentirte vital en lugar de sentirte como ese animal de labranza que arrastra una pesada carga?

YO LO TENGO CLARO, EN MI MOCHILA METO TRES IMPRESCINDIBLES:

mochila_2.jpg

  1. La sonrisa. Sonreír es más que una sonrisa. Es abrir la puerta a otros para que se acerquen a ti. Es mostrar amabilidad, simpatía, cercanía. La sonrisa te hace sentir bien porque tu cerebro la identifica con el bienestar y la felicidad, y libera con ello neurotransmisores que elevan nuestra sensación de placer. La sonrisa es contagiosate permite relacionarte mejor. Nadie identifica a una persona sonriente y positiva como alguien apagado o triste. Al contrario, la sonrisa es vitalidad.
  2. Esperar cosas buenas de los demás. No todo el mundo es bueno, o no todo el mundo comparte los mismos valores que tú. Hay personas que te van a fallar, que no te serán leales o fieles, que antepondrán sus intereses a pesar de que eso te perjudique. Esas personas existen, no lo podemos negar. Pero comportarte con la gente, en general, como si todo el mundo fuera así con tal de protegerte del daño es un gran error. Te lleva a vivir en la desconfianza y el miedo y a no disfrutar de las relaciones ni de las personas de forma sincera. Hay riesgos que debes correr si quieres relacionarte con un poco más de alegría.

Para vivir relaciones sinceras, vitales, que te aporten y te ayuden a crecer, necesitas confiar y esperar cosas buenas de los demás, aun corriendo el riesgo de quien pueda fallarte.

  1. Valentía. Esta te lleva a comportarte con confianza, a probar cosas nuevas, a tener curiosidad y permitirte experimentar. Una persona vital quiere innovar, quiere atreverse, quiere poder gestionar el fracaso porque sabe que es el paso para descubrir coas nuevas y vivir de verdad. El valiente no es temerario. El valiente valora el riesgo y entiende que es asumible.

Y tú, ¿qué metes en tu mochila para sentirte vital cada día?

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.