Espacio vitalidad

REDUCIR ESTRÉS Y ANSIEDAD CON ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO

¿Sabes que el estrés es el peor enemigo de la vitalidad? Mantener a raya los problemas de salud, físicos y emocionales pasa por controlar el estrés y la ansiedad. Aunque el estrés es un mecanismo de defensa del cuerpo humano, prolongar una situación de estrés en el tiempo puede provocar problemas cardiovasculares, pero también que comas a deshoras y que elijas alimentos poco saludables. Por otro lado, en el aspecto emocional el estrés afecta a tu equilibrio emocional y altera la calidad del sueño.

Para controlar los niveles de estrés, un buen remedio es el deporte. La actividad física te ayuda tanto a evitar las situaciones que te provocan estrés, como a sobrellevar un episodio de tu vida en la que el estrés es inevitable. En este caso, puedes mejorar tu bienestar con una alimentación apropiada. En este artículo, te contamos cómo reducir estrés y ansiedad gracias a la alimentación y el ejercicio.

ZES - CTA Text - eBook hábitos saludables

CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN MOMENTOS DE ESTRÉS

Hay momentos trascendentales en la vida que inevitablemente te provocarán estrés: la época de exámenes, la llegada de un hijo, un cambio laboral y un largo etcétera. En estas ocasiones, para sobrellevarlo con éxito puedes ayudarte de la alimentación saludable. Para ponerla en práctica, sigue estos cuatro consejos:

  1. No te saltes comidas
  2. Escoge alimentos llenos de nutrientes
  3. Pásate a los carbohidratos de calidad en las cenas
  4. Reduce el consumo de cafeína

Una dieta saludable y balanceada es un factor importante para lograr reducir el estrés y la ansiedad. De hecho, es muy probable que aquellas personas que tengan un episodio de estrés o ansiedad manifiesten antojos de alimentos procesados que contengan azúcares refinados. Pero comer este tipo de alimentos solo mejora la situación unas horas, cuando pasa el efecto del azúcar, vuelve el estrés y el sentimiento de desesperanza.

Para evitar esta situación, lo ideal es comer alimentos ricos en vitaminas del grupo B, calcio, magnesio y omega 3. Por ejemplo, puedes incluir en tu dieta salmón y otros pescados azules, verduras de hoja verde, frutos secos, aguacate, frutas como el kiwi o el plátano y aceite de oliva. 

Y, sobre todo, en situaciones de mucho estrés o ansiedad, evita estimulantes como el té y el café, pero también el alcohol.

EL EJERCICIO PARA REDUCIR EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

No hay nada como el deporte para rebajar los niveles de estrés. Puedes ir al gimnasio o practicar un deporte de equipo, pero también un paseo a paso ligero cumple el objetivo. Cuando realizas deporte tu cuerpo libera endorfinas. Estas actúan como un calmante para el sistema nervioso y son las responsables de que después de hacer ejercicio tengas esa sensación placentera de bienestar.

El estrés se reduce con ejercicio principalmente por 7 razones:

  1. Reduce los niveles de una de las llamadas hormonas del estrés, la norepinefrina.
  2. Aumenta la liberación de endorfinas, como ya hemos apuntado.
  3. Reduce los niveles de cortisol.
  4. Ayuda a eliminar tensión, lo que contribuye a dar salida a la frustración.
  5. Logra calmar la mente.
  6. Mejora el estado de ánimo.
  7. Combate la depresión, ya que aumenta la autoestima y confianza en uno mismo.

CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD DE FORMA NATURAL

El ejercicio físico y una buena alimentación son fundamentales para lograr reducir el estrés y la ansiedad. Sin embargo, puedes incluir otras actividades en tu rutina diaria que te ayudarán a mantener a raya el nerviosismo. Estas son algunas:

  • Practica la meditación. Esta es una de las mejores formas de relajarse. Desde tiempos inmemoriales esta práctica ha ayudado a las personas a mejorar su estado de ánimo, su salud y tener un estilo de vida más saludable. Para empezar puedes poner en práctica ejercicios de respiración que ayuden a calmar tu mente y a evitar pensamientos que te distraigan.
  • Apúntate a clases de yoga. Si quieres reducir el estrés y la ansiedad de forma significativa, prueba con la práctica de yoga. Como ya hemos visto, todo ejercicio libera endorfinas, la hormona de la felicidad. Pero el yoga, además, puede adaptarse a cada persona y es un ejercicio de bajo impacto que además te ayuda a mejorar la higiene postural, refuerza el ciclo del sueño y controla la ansiedad. 
  • Incluye aceites esenciales en el momento de la ducha, en los ambientadores del hogar o aplícate unas gotas en la sien cuando medites o practiques yoga. La lavanda y la manzanilla tienen propiedades especialmente relajantes.
  • Escribe un diario. Identificar y entender tus emociones es una muy buena forma de mantener a raya el estrés. Escribiendo cómo te sientes y analizando tu día a día aprendes a conocerte de un modo más profundo y a identificar las situaciones que te general estrés y ansiedad.

Como ves, reducir estrés y ansiedad es posible si cuidas tu alimentación y practicas un deporte o actividad física con asiduidad. Puedes incluir en tu rutina otro tipo de actividades que te ayudarán como el yoga y la meditación. Y si todo falla y tienes un antojo, puedes poner en método STOP en marcha: párate a pensar si realmente necesitas comer aquello que se te antoja; respira tres veces; observa con atención cómo te sientes, y procede, sea cuál sea la decisión que tomes, complétala de un modo consciente. ¿Te animas a probar estas recomendaciones?

ZES - CTA Post - eBook hábitos saludables
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.