Espacio vitalidad

Qué es la apnea del sueño y cómo tratarla para mejorar tu vitalidad

La apnea del sueño es un trastorno que se produce mientras duermes y es debido a que la respiración se interrumpe o se hace muy superficial. Estos episodios pueden sucederse durante unos pocos segundos o incluso minutos y pueden repetirse varias veces en una hora y a lo largo de la noche.

El principal motivo que provoca la apnea del sueño está relacionado con que los músculos de la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, los tejidos se cierran y bloquean las vías respiratorias.

¿Qué tienes que saber sobre la apnea?

La apnea de sueño es un cese transitorio de la respiración, pero no debes confundirla con una parada cardiorrespiratoria, ya que durante las apneas el corazón continúa latiendo.

Al interrumpirse varias veces el sueño durante la noche, si sufres este tipo de trastorno, al día siguiente es muy probable que te sientas somnoliento y cansado, y bajo de vitalidad, ya que la apnea del sueño afecta directamente a la higiene y calidad de tu sueño.

¿Cómo puedes saber si sufres apnea del sueño?

Detectar la apnea de sueño no es fácil. Si la padeces, es muy posible que no seas consciente de ello, ya que durante la noche la apnea finaliza con una alerta de escasos segundos de duración, que lo más probable es que no la recuerdes al despertarte. Además, al no ser del todo consciente, lo lógico es que no otorgues demasiada importancia a  estos avisos.

Los ronquidos muy continuados pueden ser uno de los primeros síntomas y un posible motivo de alerta de que puedes padecer una apnea del sueño, si bien no todas las personas que roncan tienen esta afectación. Además de roncar, la apnea suele ir acompañada de micro despertares a lo largo de la noche, fragmentación del sueño, dolores de cabeza o sequedad en la boca.

Existen 3 tipos de apnea del sueño

  • Apnea obstructiva del sueño

La más común de todas ellas. Se produce cuando los músculos se relajan y las vías aéreas se estrechan o se cierran cuando respiras. Esto provoca que no puedas recibir suficiente aire y que baje el nivel de oxígeno en la sangre. El cerebro detecta que no puedes respirar y activa un mecanismo para que te despiertes y puedas volver a abrir las vías respiratorias.

  • Apnea central del sueño

Es menos habitual que la anterior y ocurre cuando el cerebro deja de transmitir señales a los músculos que activan la respiración. De esta manera ya no haces esfuerzo para respirar durante un período breve de tiempo. Si sufres este tipo de apnea, es posible que te despiertes con dificultad para respirar o que te cueste volver a dormir.

  • Síndrome de apnea del sueño compleja

Este tipo de apnea se produce cuando padeces las dos anteriores.

¿Cómo puedes prevenir la apnea del sueño?

Los motivos por los que puedes sufrir este trastorno son muy diversos. Los hombres, por ejemplo, tienen mayor riesgo. También intervienen factores como tus antecedentes familiares, si tus vías respiratorias son pequeñas o si estás tomando algún tipo de fármaco como sedantes o tranquilizantes. Además, existen factores de riesgo como el sobrepeso, ser fumador habitual o un consumo excesivo de alcohol.

Para prevenir el riesgo de sufrir una apnea de sueño es aconsejable que revises tus hábitos. Mantener unos hábitos saludables es la mejor garantía para minimizaran los riesgos de sufrir el trastorno.

  1. Sigue una dieta saludable y rica en los nutrientes que necesita tu organismo
  2. Realiza ejercicio de forma periódica
  3. Revisa tus hábitos de sueño para conseguir un descanso reparador
  4. Adapta tu postura para dormir mejor
  5. Evita prácticas como fumar o un consumo excesivo de alcohol

Ya conoces lo que es la apnea del sueño y cómo prevenirla. Regístrate en Espacio Vitalidad y encuentra consejos para realizar ejercicio, mantener una dieta saludable, mejorar tu higiene del sueño y mucho más.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.