Espacio vitalidad

MOTIVACIÓN LABORAL: ¿CÓMO IR AL TRABAJO CON UNA MEJOR ACTITUD?

Hay momentos en los que encontramos cierta dificultad a la hora de mantener nuestra motivación laboral. Los motivos pueden ser diversos pero podemos recurrir a algunos trucos y estrategias para ir a trabajar con una buena actitud. ¡Te contamos cómo conseguir un balance personal que mejore tu vitalidad!

MOTIVACIÓN LABORAL: MEJORANDO LA ACTITUD HACIA EL TRABAJO

En el «2º Estudio de Vitalidad de Zespri sobre los hábitos vitales de los españoles» que publicamos en octubre del año 2018, encontramos que existe una relación directa entre el rendimiento laboral y la vitalidad. Es por esta relación que es esencial trabajar en nuestra motivación laboral para sentirnos vitales. A continuación te vamos a dar algunas pautas e ideas para poder ir al trabajo con una actitud mejor.

RUTINA VARIADA DE ACTIVIDADES

Establecer una rutina que nos aporte variedad y un cierto balance en nuestras actividades diarias es necesario si queremos tener diferentes estímulos que nos mantengan positivos, saludables y felices. ¡Hacer la misma actividad demasiado tiempo seguido y la falta de actividad física no son una buena idea!

DIETA SALUDABLE Y EQUILIBRADA

Una dieta variada en la que se incluyan de manera equilibrada todo los grupos de alimentos básicos es imprescindible.

La fruta fresca es una fuente saludable de energía en tu dieta diaria y es una buena idea aportar un alimento sólido entre la cena y la comida, aunque tal y como muestra el estudio, hay muchas personas que reconocen no tomar nada sólido entre estas dos comidas. Es recomendable que prestemos atención a este momento del día para alimentarnos adecuadamente y así poder afrontar el día con más vitalidad.

Debes tomar vitamina C y fibra a diario para protegerte y darte la energía necesaria para afrontar tu día a día. Al añadir a nuestra dieta habitual kiwis Zespri, además de la vitamina C que tu cuerpo necesita, le daremos a nuestro organismo una fuente de fibra natural. De esta forma aligeraremos momentos de cierta pesadez que pueden debilitar nuestra motivación laboral y afrontar así de la mejor manera nuestros compromisos laborales diarios.

CAMBIOS ESTACIONALES

Hay momentos en los que podemos ver afectada nuestra motivación laboral debido a cambios bruscos de temperatura, cambios de estación, falta de luz… En estos casos debemos prestar atención a las señales de nuestro cuerpo o nuestro estado de ánimo.

Podemos compensar ciertas carencias con un aumento de actividad física, y así generar endorfinas y aportar la sugestión extra que necesita nuestro organismo para mantener una buena actitud a diario.

La mayoría de los españoles muestra tener más vitalidad en primavera y verano, por lo que el resto del año es habitual que necesitemos un refuerzo para mantener la vitalidad que nos garantice dar lo mejor de nosotros a lo largo de todo el día.

HÁBITOS SOCIALES

Cuando sentimos que baja nuestra motivación laboral, nos sentimos decaídos, desanimados y nos cuesta mucho cumplir con nuestras obligaciones. De hecho, seguro que habrás notado la importancia de mantener una buena relación con los compañeros de trabajo: colaboración, armonía, buen ambiente… Esto nos ayuda a sentirnos más motivados y vitales. ¡Somos seres sociales y relacionarnos con otras personas nos estimula y nos da nuevas ideas para poder recobrar nuestra energía!

¿Te sientes identificado con los diferentes factores que pueden afectar tu motivación laboral y tu rendimiento diario? Esperamos poder haberte ayudado con estos consejos para que nos sepamos conocer mejor y saber cómo actuar para poder mantener el equilibrio vital que nos ayude a vivir mejor, más felices y sanos. ¡Cuida de ti y de los tuyos con estos sencillos consejos!

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.