Espacio vitalidad

Consejos para empezar bien el día y con vitalidad

Empezar bien el día y con los depósitos de vitalidad a tope te ayudará a sentirte a gusto y facilitará que puedas tener “un día redondo”. A pesar de que tienes derecho a tomarte algunas jornadas de merecido y absoluto descanso, hay otras en las que debes estar al 100% para poder hacer realidad todos los retos y objetivos que te propongas.

No hay nada mejor que levantarse con fuerza para afrontar un nuevo día y, para ello, es muy importante que puedas aparcar las prisas y que te atrevas a sacar el máximo a las 24 horas que tienes por delante. Aléjate de la rutina y visualiza, desde primera hora, todas aquellas cosas positivas que te puede deparar el nuevo día.

Si necesitas un empujón extra para cultivar tu actitud positiva y tu motivación, no dudes en consultar este ebook. En él encontrarás algunas recomendaciones que te serán de gran utilidad para conseguir todo lo que te propongas desde primera hora de la mañana. Si te levantas con la mentalidad adecuada, ¡nadie podrá pararte!

Banner ebook Actitud positiva y motivación

Para empezar bien el día, puedes probar a poner en práctica una serie de hábitos saludables. No se trata de revolucionar tu vida de un día para otro, pero sí de añadir pequeños cambios que tendrán un impacto positivo sobre tu vitalidad. Si quieres saber más, toma nota de estos consejos y prepárate para estrenar el día de la mejor manera. ¿A qué estás esperando?

7 consejos para empezar bien el día

  1. Levántate un poco antes y planifica tu jornada

Tener una buena higiene del sueño es esencial para empezar bien el día. Tanto si eres de los que madruga sin esfuerzo, como si eres de aquellos a los que les cuesta más despegarse de las sábanas, la clave es cuidar tu descanso al detalle. Si te despiertas con las pilas cargadas, no te costará levantarte un poco antes para planificar con calma aquello que quieres hacer. Diseña tu hoja de ruta, ve cumpliendo tus objetivos poco a poco y fortalece una actitud segura y positiva.

  1. Evita, de entrada, el contacto con el mundo exterior

Hoy por hoy, este es un desafío que puede parecerte muy complicado, pero, si lo pruebas, seguro que obtendrás tu recompensa. Dedica los primeros minutos de tu día a centrarte en tus propios pensamientos positivos. Ahora viene lo difícil: en la medida de lo posible, procura no mirar el móvil o el ordenador nada más levantarte para revisar tus mensajes, e-mails de trabajo o las redes sociales. Sin estímulos externos que afecten a tu estado emocional, te será un poco más fácil evitar condicionantes negativos.

  1. Haz estiramientos

Consejos para empezar bien el día y con vitalidad

El ejercicio físico es un compañero de viaje ideal, y los estiramientos son una actividad muy adecuada después de haber estado durmiendo. Tras varias horas de reposo, tu cuerpo agradecerá que inviertas tiempo en una práctica que favorece y estimula tu circulación y relaja la musculatura. ¡Actívate de buena mañana!

  1. Realiza ejercicios de respiración

Otra buena opción para empezar el día lleno de vitalidad es hacer ejercicios de respiración. Inspira y expira profundamente, y si puede ser con aire puro que provenga del exterior, mucho mejor. Si consigues arrancar la jornada con tu cuerpo y tu mente más relajados y equilibrados, será más probable que tengas éxito en todo aquello que te propongas.

  1. Hidrátate 

Recuerda que cuando te levantas llevas unas cuantas horas sin beber nada, y es muy importante que te hidrates bien. Así activas tu organismo y eliminas las toxinas que has acumulado durante el día anterior. Lo mejor es tomarse un vaso de agua, y aunque tengas la sensación de que no tienes sed, ingerir líquido en ayunas te sentará muy bien.

  1. Tómate un buen desayuno

Consejos para empezar bien el día y con vitalidad

Para afrontar el día con energía, el desayuno es básico, así que evita saltártelo o salir de casa tras haber desayunado con prisas. Está considerado como la comida más importante porque tu cuerpo lleva varias horas sin comer y debe prepararse para un periodo de máxima exigencia. Por ello, busca el plato que más te guste, comprueba que contiene los nutrientes que tu organismo necesita y repón fuerzas para que nada se te resista. En Espacio Vitalidad encontrarás muchas recetas de desayunos para empezar el día lleno de energía.

  1. Disfruta de una buena ducha 

Una ducha revitalizante por la mañana es más efectiva de lo que crees. Empieza con agua caliente o tibia y atrévete a terminarla agua fría. Ese cambio progresivo de temperatura te ayudará a despejarte, activará tu circulación y hará que te sientas en las mejores condiciones para afrontar un nuevo día.

 

Empezar el día con vitalidad es fundamental. Dedica algo de tiempo por la mañana a poner en práctica algunos de los consejos que te hemos brindado y verás que adelantar un poco el despertador tiene sus beneficios. Si te interesa descubrir más consejos para mantenerte lleno de energía y afrontar tus días con positivismo, entra en Espacio Vitalidad.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

1 comentario

rosa María

23 febrero, 2021 11:47 am

Me encantan estos consejos. Son un estímulo. Gracias.