Espacio vitalidad

8 consejos que te quitarán las agujetas y te ayudarán a sentirte más vital

Seguramente, en alguna ocasión, después de haber realizado ejercicio físico al que no estabas acostumbrado, has tenido la desagradable sensación de sufrir las temidas agujetas.

Las agujetas son una reacción inflamatoria que se produce tras sufrir pequeñas lesiones en las fibras musculares y tendones. Es decir, que tu cuerpo reacciona ante un esfuerzo al que no está acostumbrado produciendo irritación e inflamación, lo que provoca que sientas las molestias.

Hacer ejercicio periódicamente te ayuda a que te sientas con energía y vitalidad pero, a veces, cuando cambias de rutinas o recuperas la práctica después de algún tiempo, aparecen las agujetas.

 

¿Cuánto duran las agujetas?

 

Lo habitual es que no duren mucho. Por lo general, los síntomas aparecen un día o dos después de haber hecho ejercicio y se manifiestan más intensamente entre las 24 y las 72 horas posteriores. A partir de entonces, las molestias van disminuyendo poco a poco.

 

Te damos 8 consejos para evitar las agujetas y puedas seguir manteniéndote activo y vital con tus hábitos saludables.

 

  1. Estírate

Es muy importante que realices estiramientos antes y después de realizar ejercicio. Estirar es esencial para relajar los músculos y evitar la rigidez, así como futuras lesiones.

Es normal sentir un poco de malestar después de hacer ejercicio y más si hace tiempo que no lo practicas, pero si haces estiramientos durante 10-15 minutos, las agujetas no serán tan intensas. Te aconsejamos que cuando realices los estiramientos controles tu respiración para maximizar sus beneficios.

  1. ¡Hidrátate!

Bebe agua después de entrenar y durante todo el día. Al hidratarte justo después de terminar la actividad favorecerás la recuperación muscular y lograrás que tus agujetas sean un poco menos dolorosas.

  1. Aplica masajes para mejorar la circulación sanguínea

Si notas que las agujetas son más intensas de lo normal, aplica friegas en la zona afectada para mejorar la circulación sanguínea.

  1. Dúchate con agua fría

Después del ejercicio puedes darte una ducha de agua fría, ya que mejorarás la circulación y reducirás el dolor. Lo aconsejable es empezar con agua templada y acabar con un chorro de agua fría. Repítelo mientras tengas agujetas, enfocado a las zonas de tu cuerpo donde las percibas más intensamente para adormecerlas y mitigar el dolor.

  1. Toma alimentos con potasio y magnesio

Tu cuerpo pierde magnesio y potasio cuando haces ejercicio. La falta de estos minerales puede producir calambres, que podrían llegar a aumentar la inflamación. Para ingerir potasio, te proponemos consumir  kiwis, plátanos o almendras, por ejemplo.

También puedes incluir en tu dieta: espinacas, acelgas, semillas de calabaza, yogur natural, alubias negras, aguacate, higos y chocolate negro, ricos en magnesio.

  1. Come alimentos ricos en Omega 3

Los alimentos ricos en Omega 3, como los pescados azules, las nueces o el lino, mitigan la inflamación.

  1. Bebe una infusión de cayena con miel

La cayena, también llamada pimienta roja, es un estupendo analgésico, ya que contiene capsaicina, una sustancia que trabaja sobre las células neurotransmisoras del dolor y reduce la segregación de un químico conocido como sustancia P, que envía mensajes de dolor al sistema nervioso.

¿Cómo puedes preparar esta infusión? Calienta un vaso de agua y deja caer una pizca de pimienta cayena, ¡pero muy poco para que no pique! Después, deja que repose y añade una cucharada de miel.

  1. Mezcla aceite de jengibre y mejorana

Una mezcla de aceites de jengibre y mejorana dulce reanima los músculos, gracias a sus propiedades analgésicas.  Su capacidad para calentar los músculos antes de la actividad física y para relajarlos tras ella te ayudará a reducir la aparición de agujetas.

 

Ya conoces las causas que provocan las agujetas y te hemos explicado algunos consejos para evitarlas o, al menos, para minimizar sus molestias. La mejor manera de no sufrir agujetas es que realices ejercicio de forma regular, ¡entra en Espacio Vitalidad! y encuentra ideas para realizar ejercicios adaptados a tu nivel de exigencia.

 

 

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.